Legisladores opositores amanecen en el Congreso para exigir debate petrolero

<p>Decenas de diputados y senadores de la oposición de izquierda en México amanecieron este viernes en las tribunas de las cámaras legislativas, donde permanecen instalados desde ayer para exigir una discusión nacional de la reforma energética propuesta por el Gobierno.</p>

Desde primeras horas de la mañana los diputados reanudaron su protesta, iniciada a mediodía de ayer, en la mesa directiva de la cámara baja, sobre la que yace todavía la pancarta con la leyenda "Clausurado".

Frente a las cámaras del noticiero matutino de Televisa los diputados, algunos de ellos con cascos de trabajadores petroleros, ondearon sus banderas mexicanas y gritaron consignas en defensa del petróleo mexicano, que, según sostienen, el Ejecutivo pretende privatizar.

En la cámara alta, las imágenes mostraron a dos senadores izquierdistas conversando tranquilamente sentados en la tribuna, después de que una quincena de ellos pasara la noche allí con sacos de dormir, ropa cómoda y comida rápida que les llevaron a domicilio, lo mismo que hicieron unos 35 diputados, según Televisa.

El jueves los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP), integrado por el Partido de la Revolución Democrática, Convergencia y el Partido del Trabajo (PT), interrumpieron por la fuerza las sesiones parlamentarias y ocuparon las tribunas de las dos cámaras.

Por la noche, decidieron pernoctar en las sedes legislativas ante la falta de acuerdos para discutir ampliamente la reforma energética propuesta por el Ejecutivo, pese a que el oficialista Partido Acción Nacional (PAN), y la tercera fuerza parlamentaria, el Revolucionario Institucional (PRI), aseguraban haber accedido a complementar la discusión parlamentaria con otra a nivel nacional.

Los congresistas de la izquierda prometieron quedarse en las cámaras al menos hasta este mediodía, cuando se reúna la Comisión de Energía del Senado para discutir "las posibilidades de abrir el debate en serio".

En declaraciones a Televisa, el coordinador de los senadores del PRI, Manlio Flavio Beltrones, afirmó que es "lamentable que al grito de 'queremos debate' secuestren la tribuna donde realmente se da", el Congreso, un lugar "donde se representan los votos" y debe haber "pluralidad".

Asimismo, rechazó que su partido y el PAN decidieran hacer un debate "fast-track" (vía rápida) para aprobar la reforma en dos semanas, como denunció la izquierda.

Por su parte, el presidente del Senado, el integrante del PAN Santiago Creel, sostuvo que "el tiempo no es importante" en este caso.

"Lo importante es que podamos analizar bien las cosas y hacer una reforma energética adecuada", explicó.

Las acciones de los legisladores de izquierda fueron apoyadas ayer en los alrededores del Senado por unas 2.000 mujeres, de las denominadas brigadas por la defensa del petróleo creadas por el ex candidato presidencial y líder del FAP, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, esta mañana los alrededores del Senado amanecieron sin rastro de manifestantes, aunque todavía con un resguardo policial especial.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump