Los jueces expresan sus primeras críticas al agravante de clandestinidad

Las primeras críticas de la magistratura contra el agravante de cometer delitos en situación de clandestinidad se produjeron después de que un juez de Milán, Oscar Magi, asegurara que esas medidas son “manifiestamente irracionales, fruto de una política de emergencias”.<br /> 

Magi así lo dijo, según los medios locales, durante el juicio contra el chileno Miguel Ángel Puebla, de 18 años, acusado de causar daños en un hospital de Milán y de resistencia a la autoridad, y al que en un principio se le aplicó ese agravante.

Las normas aprobadas por el Ejecutivo conservador el pasado mes de mayo contra la inmigración clandestina prevén el aumento de la pena en un tercio cuando quien comete el delito es un inmigrante ilegal.

El abogado de Puebla, Mario Petta, presentó dudas sobre la constitucionalidad de esa norma, acogiéndose al artículo 3 de la Constitución que dice que “la ley es igual para todos”.
 
El juez rechazó la alegación de supuesta inconstitucionalidad, pero no aplicó las nuevas normativas, señalando que era irrelevante, ya que el delito cometido por el chileno ya estaba agravado.

El joven, que cuando fue detenido no llevaba pasaporte, fue condenado a seis meses de cárcel, aunque pactó la suspensión de pena.

Este viernes también fue juzgado en Milán por el procedimiento de urgencia un marroquí ilegal, de 27 años, detenido con cocaína. El joven fue condenado a ocho meses de cárcel.

En la norteña ciudad de Pavia también fue juzgado un egipcio clandestino que fue detenido por robar un coche y condenado a dos años y 400 euros de multa.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump