Los padres de Madeleine contratan a un nuevo equipo de detectives privados

Kate y Gerry McCann, los padres de la pequeña Madeleine, desaparecida en el sur de Portugal el 3 de mayo del año pasado, han contratado a un nuevo equipo de detectives privados para que examine las pruebas reunidas por la Policía portuguesa cuando se cierre la investigación del caso.

Los abogados de la pareja de médicos británicos, considerados por la Policía lusa como sospechosos de la desaparición de su hija, solicitará que se les permita el acceso a los archivos de la Policía lusa tan pronto como se decida dar carpetazo, informa hoy el vespertino "Evening Standard".

Los investigadores privados se encargarán de revisar varias cajas de documentos en busca de alguna prueba de que la niña sigue viva, a los catorce meses de su misteriosa desaparición en el Algarve.

Según fuentes próximas a los McCann, mientras tanto ha disminuido la labor de la agencia española de detectives Método 3, a cuyos servicios recurrió inicialmente la pareja británica, que acaba de contratar a un nuevo equipo de detectives con base en el Reino Unido.

Método 3 recibía mensualmente 63.000 euros procedentes del fondo creado para encontrar a Madeleine, pero en las últimas semanas esa cantidad se ha reducido a 8.000 libras al mes, informa el vespertino.

La agencia de detectives española fue criticada por una serie de declaraciones públicas, entre ellas la promesa de su director de que encontrarían a Madeleine antes de las pasadas Navidades, explica el "Eveening Standard".

Una fuente próxima a los McCann dijo al periódico que "hay ya un nuevo equipo trabajando en el caso, básicamente en el Reino Unido aunque algunos de sus elementos lo hacen fuera".

"No quieren ser identificados por razones operativas. Si logramos el acceso a documentos oficiales, ya sean portugueses o británicos, serán ellos quienes los examinen", explicó la fuente.

En Portugal, la documentación sobre Madeleine está en manos del fiscal José Magalhaes e Menezes, que, según han adelantado algunos medios de ese país, podría decidir cerrar el caso próximamente por falta de pruebas que impliquen a los McCann en la desaparición o muerte de su hija.

Temas relacionados