Lugo triunfó sin injerencia extranjera: María E. Mejía

La ex canciller María Emma Mejía dijo este lunes que el ex obispo paraguayo Fernando Lugo, de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), obtuvo la Presidencia de su país en los comicios del domingo sin ninguna injerencia extranjera.

"En realidad, eso no lo hubo (la injerencia), y él (Lugo) fue muy claro en descalificarlo", afirmó Mejía, líder de la misión de observadores internacionales conformada por la Organización de Estados Americanos (OEA) para vigilar estas elecciones, en las que el Partido Colorado perdió una hegemonía de sesenta años.

La ex ministra de Relaciones Exteriores recordó desde Asunción que, como candidato, el ex obispo católico fue "muy categórico" en decir que si obtenía el triunfo, su gobierno no estará "plegado a ninguna participación internacional".

La observadora dijo, que de hecho, fueron muchas las acusaciones, que resultaron infundadas, sobre la supuesta presencia en Paraguay de agitadores de las Farc, lo mismo que de venezolanos, ecuatorianos o uruguayos.

Sin embargo, expresó que "sí es evidente" que en Paraguay termina un gobierno de derecha, del Partido Colorado, en el poder durante sesenta años, y por primera vez llega uno de "centro izquierda más afín a Chile, a Brasil, a Argentina, a Venezuela, a Bolivia, en fin".

Con ello, en el Cono Sur sólo Colombia está por fuera de esta tendencia, agregó Mejía, para quien los otros son "mucho más afines a ese socialismo moderno, sin que necesariamente sea de la mano de (el presidente de Venezuela, Hugo) Chávez".

Según los resultados preliminares divulgados por el Tribunal de Justicia Superior Electoral de Paraguay (TJSE), Lugo obtiene la victoria con el 40,72 por ciento de los votos, frente al 30,79 por ciento de Blanca Ovelar, candidata del Partido Colorado.

El de Lugo "es un triunfo indiscutible", consideró la ex canciller colombiana, y subrayó que los paraguayos dieron "una lección de democracia" en "una jornada cívica que cambia el color político de todo el mapa latinoamericano, con un gobierno de centro izquierda".