Conversatorio de Colombia 2020

hace 7 horas

Medvédev frena enmienda que permitía cerrar medios por calumnia reiterada

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, frenó hoy la aprobación en la Duma o cámara de diputados de una enmienda a la ley sobre medios de comunicación que permitía a los tribunales su cierre en caso de calumnia reiterada.

"Evidentemente, el proyecto de ley únicamente puede conducir a la aparición de obstáculos al normal funcionamiento de los medios de comunicación" , señala el documento enviado por el Kremlin a la cámara baja del Parlamento ruso.

En opinión de Medvédev, la enmienda "no permite lograr el objetivo marcado: proteger los intereses de los ciudadanos de la propagación de calumnias".

Medvédev, que había defendido durante los últimos meses la importancia de la libertad de prensa, instó a la Duma a "retirar el proyecto de la orden del día" de la cámara.

La Duma aprobó el pasado 25 de abril en primera lectura esa enmienda legislativa a iniciativa del diputado de la formación oficialista Rusia Unida Robert Schlegel, quien argumentó que la actual legislación no contempla un mecanismo eficaz para sancionar a los medios por la difusión de calumnias.

"No se puede estar de acuerdo con ese argumento" , señaló Medvédev.

A favor del proyecto, que buscaba -según sus autores- "armonizar" la ley de medios de comunicación con el código penal ruso, votaron 399 diputados de un total de 450.

En cambio, los opositores expresaron su temor de que la ley sirviera para reforzar el control estatal sobre los medios de comunicación y sea el aperitivo de ulteriores atentados a la libertad de prensa."Cualquier crítica puede ser interpretada como una calumnia" , advirtieron.

Recientemente, el Instituto Internacional de la Prensa (IPI) pidió a Medvedev que mejore la situación de la libertad de prensa en Rusia y acabe con la impunidad de los asesinos de periodistas.

En torno a una veintena de periodistas perdieron la vida durante los ocho años de mandato de Vladímir Putin como presidente ruso, señaló IPI.

Según la Unión de Periodistas de Rusia, tras "el reparto de cabeceras" protagonizado por el Kremlin en los últimos años, la gran mayoría de la población no tiene acceso a la prensa, televisión o radio independientes.