Por lo menos nueve muertos y 105 heridos deja explosión en mezquita de Irán

Al menos nueve personas murieron y 105 más resultaron heridas, muchas de ellas de gravedad, en la explosión registrada en una mezquita de Shiraz, capital de la provincia de Fars, en el sur de Irán.

Según fuentes policiales, citadas por la agencia FARS, la explosión ocurrió hacia las 21.00 hora local durante un discurso religioso en la "Husainiya" (mezquita chií) "Sayed Al Shuhada" (Señor de los mártires), en la avenida de Aghai de Shiraz.

Las fuentes no descartaron que el número de víctimas mortales aumente en las próximas horas debido al grave estado de los heridos, en su mayoría jóvenes que estaban en la mezquita para acudir a la plegaria de la tarde y a un discurso religioso, en el que se criticaba al wahabismo, una doctrina del islam suní aplicada en Arabia Saudí.

La agencia de noticias local Mehr aseguró que la explosión fue causada por la detonación de una bomba en la parte trasera del centro cultural de la citada mezquita, y se escuchó a más de 1,5 kilómetros de distancia.
También señaló que el estallido rompió los cristales en varias viviendas próximas a la mezquita y causó pánico entre los habitantes de toda el área.

Sin embargo, la televisión por satélite iraquí Al Alam afirma que fuentes de la seguridad en Shiraz excluyeron que la detonación haya sido causada por una bomba, y dice que "todavía se desarrollan las investigaciones sobre lo sucedido".

El gobernador de la provincia de Fars, Ibrahim Azizi, también descartó que se trate de una bomba, e insistió en que "todavía se desconoce la causa de la explosión".

Las fuerzas de seguridad acordonaron el lugar donde ocurrió la explosión, a dónde acudieron bomberos y numerosas ambulancias para ayudar a las víctimas a diferentes hospitales cercanos.

Las autoridades iraníes no han responsabilizado a ningún grupo de la explosión, aunque el Gobierno ha acusado repetidamente a EEUU y al Reino Unido de apoyar a "grupos terroristas" activos contra el régimen islámico chií de Teherán.

Los medios de comunicación iraníes suelen informar de la muerte de "elementos terroristas" en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en las fronteras del sureste y el noroeste de la República Islámica.

En el noroeste iraní, fronterizo con Irak, operan milicianos del rebelde kurdo Partido para la Vida Libre del Kurdistán "Pejak".

Hoy mismo, la televisión Al Alam informó de la muerte de "uno de los cabecillas del grupo Pejak" en un tiroteo registrado el pasado martes en Maryowan (noroeste), desde donde "intentaba infiltrarse en el país para cometer acciones de sabotaje".

Además, los organismos de seguridad iraníes acusan de "acciones terroristas" a la organización radical suní "Yondulá" (Ejército de Alá), supuestamente vinculada con la red Al Qaeda.

Este grupo había asumido algunos atentados en Irán, el último de ellos cometido en febrero del 2007 en el sureste del país, cuando un coche bomba hizo explosión en una carretera de la provincia Sistan-Beluchistán y causó la muerte de 11 personas, incluidos varios militares iraníes.

Un tercer grupo armado es el "Moyahidin Jalq" (combatientes del pueblo), considerada la mayor organización de la oposición contra el régimen chií iraní. Por lo menos nueve muertos y 105 heridos deja explosión en mezquita de Irán

Al menos nueve personas murieron y 105 más resultaron heridas, muchas de ellas de gravedad, en la explosión registrada en una mezquita de Shiraz, capital de la provincia de Fars, en el sur de Irán.

Según fuentes policiales, citadas por la agencia FARS, la explosión ocurrió hacia las 21.00 hora local durante un discurso religioso en la "Husainiya" (mezquita chií) "Sayed Al Shuhada" (Señor de los mártires), en la avenida de Aghai de Shiraz.

Las fuentes no descartaron que el número de víctimas mortales aumente en las próximas horas debido al grave estado de los heridos, en su mayoría jóvenes que estaban en la mezquita para acudir a la plegaria de la tarde y a un discurso religioso, en el que se criticaba al wahabismo, una doctrina del islam suní aplicada en Arabia Saudí.

La agencia de noticias local Mehr aseguró que la explosión fue causada por la detonación de una bomba en la parte trasera del centro cultural de la citada mezquita, y se escuchó a más de 1,5 kilómetros de distancia.

También señaló que el estallido rompió los cristales en varias viviendas próximas a la mezquita y causó pánico entre los habitantes de toda el área.

Sin embargo, la televisión por satélite iraquí Al Alam afirma que fuentes de la seguridad en Shiraz excluyeron que la detonación haya sido causada por una bomba, y dice que "todavía se desarrollan las investigaciones sobre lo sucedido".

El gobernador de la provincia de Fars, Ibrahim Azizi, también descartó que se trate de una bomba, e insistió en que "todavía se desconoce la causa de la explosión".

Las fuerzas de seguridad acordonaron el lugar donde ocurrió la explosión, a dónde acudieron bomberos y numerosas ambulancias para ayudar a las víctimas a diferentes hospitales cercanos.

Las autoridades iraníes no han responsabilizado a ningún grupo de la explosión, aunque el Gobierno ha acusado repetidamente a EEUU y al Reino Unido de apoyar a "grupos terroristas" activos contra el régimen islámico chií de Teherán.

Los medios de comunicación iraníes suelen informar de la muerte de "elementos terroristas" en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en las fronteras del sureste y el noroeste de la República Islámica.

En el noroeste iraní, fronterizo con Irak, operan milicianos del rebelde kurdo Partido para la Vida Libre del Kurdistán "Pejak".

Este mismo sábado, la televisión Al Alam informó de la muerte de "uno de los cabecillas del grupo Pejak" en un tiroteo registrado el pasado martes en Maryowan (noroeste), desde donde "intentaba infiltrarse en el país para cometer acciones de sabotaje".

Además, los organismos de seguridad iraníes acusan de "acciones terroristas" a la organización radical suní "Yondulá" (Ejército de Alá), supuestamente vinculada con la red Al Qaeda.

Este grupo había asumido algunos atentados en Irán, el último de ellos cometido en febrero del 2007 en el sureste del país, cuando un coche bomba hizo explosión en una carretera de la provincia Sistan-Beluchistán y causó la muerte de 11 personas, incluidos varios militares iraníes.

Un tercer grupo armado es el "Moyahidin Jalq" (combatientes del pueblo), considerada la mayor organización de la oposición contra el régimen chií iraní.

Temas relacionados