Mexicanos creen que el narcotráfico le gana la batalla al gobierno

Un 51 por ciento de los mexicanos considera que el crimen organizado está ganando a los miles de policías federales y militares desplegados por el gobierno del presidente Felipe Calderón para controlar determinadas zonas del país, según una encuesta publicada este lunes.

Un 24 por ciento de los consultados cree que el Gobierno se está imponiendo, mientras un 13 por ciento considera que hay un empate entre los dos bandos. Un 12 por ciento no supo qué contestar, de acuerdo con un estudio de la encuestadora María de las Heras reproducido por el periódico “Milenio”.

La encuesta se realizó por teléfono a quinientas personas el pasado 19 de julio y tiene un margen de error estadístico de más-menos 4,5 puntos porcentuales.

La ola de violencia ha sembrado el miedo en el 51 por ciento de la población mexicana, frente a un 43 por ciento que dice no sentirla, según revela el sondeo.

Según un recuento extraoficial del diario El Universal, la violencia ha cobrado la vida de cerca de 2.300 personas en lo que va de año. Los datos, recabados este mes y publicados por Milenio, indican que un 38 por ciento de la ciudadanía considera que las autoridades están atacando a los narcotraficantes “donde realmente les duele” pero el porcentaje es inferior al 52 por ciento registrado en abril de 2007.

El 42 por ciento cree que el gobierno sabe “cómo controlar” a los narcotraficantes, frente al 35 por ciento registrado en abril de 2007, y un 55 por ciento piensa que Calderón debe continuar con su campaña contra el crimen organizado (73 por ciento un año antes).
 
Al mismo tiempo, el porcentaje de quienes creen que debe cambiar la estrategia de combate al crimen organizado sube al 40 por ciento, por encima del 21 por ciento de abril de 2007.

Un 54 por ciento de los consultados piensa que emplear al Ejército en la lucha antinarcóticos ha sido una decisión correcta, porcentaje muy inferior al 75 por ciento de abril de 2007.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hizo públicas varias recomendaciones al Ejército mexicano donde señalaba que algunos soldados desplegados para hacer frente a las mafias criminales cometieron graves abusos contra la población civil.

Cerca de 30 mil soldados han sido desplegados en varios operativos por el país, especialmente en los estados de Sinaloa, Chihuahua y Baja California Sur para tratar de prevenir y contener la violencia.

Temas relacionados