México D.F. tendrá uno de los túneles más largos de América

Ciudad de México construirá un túnel para el tráfico vehicular de casi 10 kilómetros de largo, una de las mayores construcciones de este tipo en América, reveló el Jefe de Gobierno de la metrópoli, el izquierdista Marcelo Ebrard.

El proyecto estará terminado en dos años y medio desde su inicio, previsto para finales de 2008, y permitirá aliviar en parte las severas congestiones de tráfico en el oeste de la ciudad.

El túnel unirá la zona de Santa Fe (oeste), uno de los centros financieros de la ciudad, con el Circuito interior, autovía de circunvalación que concentra gran parte de los desplazamientos rodados.

"Se trata de una de las zonas que tiene el mayor crecimiento de inversión en los últimos años y se requiere una solución de gran envergadura", explicó Ebrard sobre Santa Fe, donde se ubican muchos de los principales corporativos en México de compañías nacionales e internacionales.

El trayecto entre ambos puntos es uno de los más concurridos por los automovilistas en hora punta y registra grandes atascos de tráfico en días laborables.

El Gobierno capitalino abrió este lunes el plazo para la presentación de proyectos de ejecución del túnel, que se extenderá cerca de cuatro meses, y al que ha invitado a un centenar de empresas de todo el mundo.

En el proyecto se contará con el apoyo de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

También, la alcaldía anunció que realizará una obra de conexión de los puentes "Los Poetas", vecinos a Santa Fe, con otras zonas al sur de la ciudad como San Jerónimo y el Periférico Sur, para crear otra "supervía" que aligere el tráfico de la metrópoli.

El presupuesto para ambos proyectos contempla una inversión privada cercana a los 18.000 millones de pesos mexicanos (unos 1.710 millones de dólares).

El gobierno de la ciudad será socio de ambos proyectos, aseguró Ebrard, lo que le garantizará ingresos a medio plazo y el control de las dos infraestructuras.

En este sentido, Ebrard precisó que el proyecto no se hará por concesión, aunque no ofreció más detalles de las condiciones contractuales de la obra.

La metrópoli, con casi 20 millones de habitantes, cuenta con un parque de 5,5 millones de vehículos, que circulan por unas 25.000 calles.

El número de vehículos aumenta en 160.000 cada año, según estimaciones del gobierno capitalino.

Según un estudio de la UNAM, la velocidad promedio de los automóviles ha caído de 38,5 kilómetros por hora en 1990 a 24 kilómetros por hora en 2008.

En los últimos cinco años las obras emprendidas han permitido extender un 16 por ciento la red viaria, pero en el mismo período la cifra de automóviles ha crecido un 200 por ciento.

Estimaciones de ONGs ambientalistas sitúan en 2,5 horas el promedio de tiempo que una persona ocupa en trasladarse en automóvil cada día en Ciudad de México, la segunda urbe más poblada del mundo después de Tokio.

Temas relacionados

 

últimas noticias

California se quema. ¿Otra vez?

¿Un general ruso va a dirigir la Interpol?