Montesinos, un enigmático ex militar que creó la mayor red corrupta de Perú

<p>Vladimiro Montesinos, el enigmático hombre fuerte del Gobierno peruano de Alberto Fujimori (1990-2000) y cerebro de la gran red de corrupción que derrumbó al régimen, mostró su lado más altanero durante su testimonio en el juicio al ex presidente.</p>

Encarcelado desde hace siete años en la Base Naval del Callao, Montesinos ha recibido una docena de sentencias condenatorias, entre ellas una de 20 años por vender armas a las Farc.

Esto significa que el "Doc", como también se le conoce, podría pasar el resto de sus días entre rejas, ya que está prevista su puesta en libertad cuando tenga casi 80 años.

Hoy, después de ocho años, se vio cara a cara con quien fue su jefe: Alberto Fujimori, a quien exculpó de las violaciones a los derechos humanos de las que se le juzga en Lima y también justificó los delitos "por razones de Estado".

Nacido el 20 de mayo de 1945 en la sureña ciudad de Arequipa, se inició en la vida militar en la Escuela de las Américas de Panamá.

En 1966 se graduó en la limeña Escuela Militar de Chorrillos (Lima) y entre 1968 y 1976 trabajó para el Servicio de Inteligencia bajo el Gobierno militar de Juan Velasco Alvarado.

Fue expulsado del Ejército en 1977 por falsificar un permiso para viajar a Estados Unidos y fue sentenciado a dos años de prisión.

Su nueva situación le llevó a estudiar Derecho y, como abogado, defendió a narcotraficantes peruanos y colombianos, antes de acceder al entorno de Fujimori durante la campaña electoral de 1990, cuando éste venció en las urnas al escritor Mario Vargas Llosa.

Montesinos se convirtió en la mano derecha de Fujimori y construyó en el seno del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) una enorme red de información, que colocó infiltrados en Sendero Luminoso y en el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, hasta derrotarlos.

En aquellos años se cometieron, entre otros crímenes, las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), atribuidas al grupo militar encubierto Colina, por los que se juzga a Fujimori.
Montesinos utilizó el SIN para espiar a políticos, empresarios, jueces y periodistas, y grabó sus encuentros con ellos.

La primera de una serie de cintas, que han pasado a la historia como los "vladivideos" , salió a la luz el 14 de septiembre de 2000 y en ella se vio a Montesinos sobornando a un diputado opositor.

Aquella revelación desató un gran escándalo y llevó a Fujimori, ya muy debilitado y acusado de amañar las elecciones de aquel año, a convocar nuevos comicios y a desactivar el SIN.

El "Doc" huyó a Panamá, pero regresó a Perú, aunque con paradero desconocido, mientras se sucedían denuncias y se destapaban escándalos y más videos comprometedores.

El acosado Fujimori escapó el 17 de noviembre a Japón, mientras el gobierno de transición ordenaba el arresto de Montesinos y el embargo preventivo de sus bienes.

Pero días antes, el 29 de octubre del 2000, el ex asesor se había fugado de nuevo. Fue detenido en junio del año siguiente en Venezuela, tras amasar una fortuna calculada en más de 500 millones de dólares.

Su esposa, Trinidad Becerra, y su hija mayor fueron procesadas por corrupción, así como quien fue su amante, Jacqueline Beltrán, además de su asistente Matilde Pinchi.

La presentadora de televisión Laura Bozzo, quien utilizó su programa para promocionar al entonces presidente, fue condenada por delitos asociados a la corrupción de Montesinos.

Vladimiro Montesinos tiene otros juicios pendientes por delitos también graves, como lavado de dinero proveniente del narcotráfico y violación de los derechos humanos.

Temas relacionados

 

últimas noticias