Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 44 mins

Moscú pide a TPIY información sobre crímenes que revela Del Ponte en su libro

Rusia anunció que ha pedido al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia  (TPIY) información sobre los crímenes contra los serbios de Kosovo que revela en su libro la ex fiscal jefe de esa corte Carla del Ponte.

El Ministerio ruso de Exteriores indicó que ha pedido al TPIY que explique si dispone de información sobre crímenes cometidos contra los serbios de Kosovo por la mayoría albanesa y, en caso afirmativo, si ha dado pasos para iniciar su “investigación” formal.

La Cancillería rusa calificó de “espeluznantes” los “crímenes salvajes contra los civiles serbios de Kosovo que fueron cometidos por los combatientes del Ejército de Liberación de Kosovo bajo consignas de la 'lucha por la independencia'” y que revela Del Ponte en su libro de memorias “La Caza: Yo y los criminales de guerra”.
 
El Gobierno helvético, que ha reconocido la independencia unilateral de Kosovo y ha abierto una embajada en Pristina, prohibió a Carla del Ponte promocionar su libro el pasado domingo en Milán  (norte de Italia) y exigió su urgente retorno a Argentina, donde es embajadora de Suiza.

“La obra recoge declaraciones incompatibles con el cargo de representante del Gobierno de Suiza”, dijo el portavoz de la Cancillería de Berna, Jean-Philippe Jeannerat, sobre el libro de Carla del Ponte, quien hasta enero de 2008 fue fiscal jefe del TPIY, creado por la ONU en 1993 y con sede en La Haya.

Según la prensa, en su libro Del Ponte revela que durante sus investigaciones tuvo información sobre unos 300 serbios presuntamente secuestrados y asesinados en 1999 por traficantes de órganos, presumiblemente albano-kosovares.

Entre otros, aparece como sospechoso de haber participado en ese comercio ilegal el actual primer ministro kosovar y entonces jefe del Ejército de Liberación de Kosovo, Hacim Thaci.

En opinión de la Cancillería rusa, “esas revelaciones de Carla del Ponte no encajan en los esfuerzos de toda una serie de Estados por presentar a los albaneses de Kosovo como mártires para legitimar así la independencia kosovar”.
 
Añadió que los países occidentales “dosifican la libertad de palabra” para “suavizar la reacción” internacional a la revelación de esos crímenes contra la población civil serbia, que “demuestran los antecedentes criminales de la soberanía ilegal de Kosovo”.

Temas relacionados
últimas noticias