New York Times critica plan de nacionalizaciones de Chávez

<p>La &quot;carrera desenfrenada&quot; del presidente venezolano, Hugo Chávez, por nacionalizar empresas muestra que está en apuros y que trata de evitar una derrota en las elecciones regionales y municipales de noviembre, según el diario estadounidense The New York Times.</p>

En un editorial, el diario neoyorquino señala que es difícil saber si Chávez logrará el efecto político que busca con la nacionalización de sectores empresariales como la siderurgia, el cemento, la electricidad y las telecomunicaciones, entre otros, si se tiene en cuenta que su popularidad ha caído constantemente desde diciembre, cuando los votantes rechazaron su reforma constitucional.

Si su plan fracasa, Chávez tendrá, como poco, leche barata y cemento para conseguir más apoyo entre los pobres, dice el diario en referencia a la adquisición por el gobierno venezolano de Lácteos Los Andes y la nacionalización de la industria cementera.

Lo que es seguro, asevera The New York Times, es que la economía venezolana "sufrirá" por los planes de Chávez, pues sus "compinches" han demostrado que no tienen la capacidad, o la honestidad, para administrar las empresas nacionalizadas.

Su pobre gestión ha generado una caída en la producción de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y las nacionalizaciones espantan las "tan necesitadas" inversiones del sector privado.

El diario señala que el alto precio de los alimentos a nivel mundial y un gasto público "sin límites" han elevado la inflación anual por encima del 20 por ciento, "mientras que los controles sobre los precios provocan la escasez de alimentos básicos".

A juicio del diario neoyorquino, las nacionalizaciones de Chávez son un intento de controlar "toda la vida política y económica" de Venezuela, a la vez que proporciona más espacio para la corrupción y el proteccionismo.

El periódico afirma que los votantes venezolanos "ya han demostrado que se dan cuenta de esas manipulaciones" en el referendo de diciembre, por lo que en las elecciones de noviembre tienen otra oportunidad de pronunciarse a favor de la democracia.

Derrotar en las urnas a los líderes regionales y municipales, la mayoría cercanos a Chávez, enviaría un "claro mensaje de que los venezolanos están verdaderamente hartos" de la gestión "incompetente y autoritaria" de su presidente, concluye el diario.

Temas relacionados