Obama dice estar “indignado” por los comentarios de su ex reverendo

El senador demócrata Barack Obama se distanció hoy más de su polémico ex reverendo Jeremiah Wright, al señalar que está "indignado" con sus comentarios de ayer en el Club Nacional de Prensa de Washington.

"Estoy indignado por los comentarios que se hicieron y apenado por el espectáculo que vimos ayer", apuntó el senador por Illinois en declaraciones a los medios.

Wright acusó ayer a los que lo critican de haber lanzado un ataque no contra él, sino contra la Iglesia negra de Estados Unidos.

El reverendo de 76 años, que casó a Obama y bautizó a sus dos hijas, se convirtió en una figura polémica después de que saltaran a la luz extractos de varios de sus sermones pronunciados hace algunos años en los que decía cosas como que EE.UU. había sido en parte culpable de los atentados del 11-S del 2001 contra Washington y Nueva York por su política internacional.

En otro de sus sermones, Wright invitaba a los afroamericanos a entonar "Dios maldiga América" en lugar del tradicional "Dios bendiga América" , por lo que él considera racismo todavía rampante en el país.

El pastor se negó ayer a pedir disculpas por esos comentarios y dijo que se habían sacado de contexto. Además, defendió su sugerencia de que Estados Unidos había inventado el virus del sida como una forma de genocidio contra las minorías.
Wright, que mantuvo silencio después de que se desatara la polémica hace ahora algo más de un mes, ha realizado varias comparecencias públicas en los últimos días para defenderse.

"Fue más que simplemente defenderse" , apuntó el senador afroamericano, quien añadió que: "lo que me quedó claro es que (Wright) está presentando una visión del mundo que contradice quién soy y lo que defiendo".