OEA confía en la reanudación de relaciones entre Quito y Bogotá

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, confía en que podrá seguir acercando a Colombia y Ecuador para que restablezcan sus relaciones diplomáticas, aunque reconoció que "todavía quedan problemas por resolver".

Insulza formuló la declaración tras reunirse en Bogotá durante más de una hora con el presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien estuvo acompañado de su ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez.

"Yo creo que hemos avanzado en esa dirección", sostuvo el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien destacó que la reunión con Uribe fue "muy constructiva" y "muy grata, como siempre".

Al tiempo de indicar que "todavía quedan problemas por resolver", Insulza aseguró que están "trabajando en ellos".

El delegado internacional se declaró optimista por el curso que van tomando las cosas, tras asegurar que "han surgido una serie de ideas, de iniciativas" que buscarán desarrollar en las próximas semanas.

Recordó que en la mañana de este miércoles se entrevistó en Quito con el gobernante ecuatoriano, Rafael Correa.

"Esperamos poder seguir acercando a estos dos países hermanos a un encuentro y a una normalización definitiva de sus vínculos", aseguró.

A su salida de su encuentro con el presidente Correa, Insulza declaró en Quito que las conversaciones para tratar de superar la crisis diplomática entre Colombia y Ecuador "han mejorado sustantivamente".

Sostuvo, sin embargo, que es necesario "ser muy prudente" en las declaraciones.

"Queremos avanzar en el terreno de verificación en la frontera, en las medidas de confianza mutua, en el intercambio de informaciones en los aspectos que hacen relación con los temas militares y policiales, entre otros", señaló.

La crisis en las relaciones diplomáticas entre Bogotá y Quito se desató tras la operación militar colombiana contra un campamento de la guerrilla de las Farc en territorio ecuatoriano.

Tres días después de la incursión, en la que murieron el portavoz internacional de las Farc, "Raúl Reyes" y otras 25 personas, el Gobierno de Correa anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia.

Desde entonces, la OEA ha enviado una comisión a los dos países y el propio Insulza no ha ahorrado oportunidades para instar a ambos Gobiernos a limar asperezas y restablecer las relaciones.

Temas relacionados