Once asesinatos se registran en menos de seis horas en México

La localidad mexicana de Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso (Texas, EE.UU.), vivió una jornada de violencia con once asesinatos en menos de seis horas, informó la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua (PGJCh).

Los crímenes fueron cometidos en todos los casos con arma de fuego. Al lado del cadáver decapitado de una las víctimas se encontró un mensaje atribuido presumiblemente a narcotraficantes.

En el primer caso, los cadáveres de una mujer y un hombre fueron hallados con varios disparos a bordo de una camioneta con matrícula de Nuevo México (EE.UU).
 
Las víctimas, que salían de un supermercado cuando fueron abatidas, no han sido identificadas, según datos de la fiscalía de Chihuahua, cuyos peritos encontraron unos ochenta casquillos percutidos en la zona.

También fueron acribillados tres hombres, identificados como David Enríquez Armenta, de 36 años, César David Bárcenas (35), y Francisco Delgado Lerma, de la misma edad, a las afueras de una tienda de abarrotes.

“A los tres cadáveres, a simple vista, se les apreciaron múltiples lesiones en el abdomen” y la cabeza producidas por proyectiles de arma de fuego, indicó la dependencia.

Fue asesinado Omar Alonso Decena, de 25 años, por un grupo de desconocidos que portaba armas 9 milímetros, mientras que otro sujeto sin identificar resultó herido.

La policía recibió a esa misma hora otro reporte de un bar, donde fue asesinado Jesús Rosendo Durán González, de 30 años.

Varias personas armadas irrumpieron en el local y dispararon contra la víctima, quien falleció en el acto. En el bar fueron hallados ocho casquillos de 9 y 40 milímetros.

Dos asesinatos más se registraron en la colonia Libertad de Ciudad Juárez, donde una mujer de unos veinte años y un varón fueron acribillados.

A esa misma hora en la colonia Galeana fue asesinado Ángel Fernando Robles Urbina, de 27 años, por personas que entraron en su casa y le dispararon.

El último crimen registrado por la procuraduría ocurrió entre las calles Guadalupe Chagoya y María Luisa Montoya, donde fue encontrado un cadáver decapitado.

A unos metros del cuerpo, que estaba envueltos en mantas, se encontraba la cabeza del occiso depositada en una bolsa de plástico y a un costado se leía en una cartulina el mensaje: “Para los Chapos monta perros”, lo que hace presumir que se trate de un ajuste de cuentas entre bandas criminales.

Los homicidios se produjeron a pesar de que Chihuahua es uno de los estados donde hacen presencia policías federales y soldados que desde hace meses tratan de contener la violencia y el crimen organizado.

En lo que va de año han sido asesinadas en México 2.253 personas, según un recuento extraoficial publicado por el periódico El Universal.

Datos del mismo diario del mes pasado señalaban que más de la mitad de todos esos crímenes sucedió en solo dos estados, los de Chihuahua y Sinaloa.

Las autoridades mexicanas atribuyen la ola de violencia a los ajustes de cuentas y pugnas en el seno de las organizaciones criminales que se disputan las rutas de distribución de las drogas hacia EE.UU.

Temas relacionados
últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?