"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 8 horas

ONU mantiene optimismo acerca de un acuerdo de paz en Uganda

El enviado especial de la ONU para Uganda, el ex presidente mozambiqueño Joaquim Chissano, manifestó hoy su optimismo acerca de que el gobierno ugandés y la guerrilla del norte del país firmarán finalmente un acuerdo de paz.

"No tengo dudas de que un acuerdo final (de paz) será eventualmente firmado y me encuentro aquí para ver cómo podemos apoyar el avance con el mediador", dijo Chissano.

Juba, capital de la región autónoma del sur de Sudán, cuyo presidente, Riek Machar, esta mediando en las negociaciones entre Kampala y la guerrilla del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, en inglés).

El pacto iba a ser firmado el jueves, por el máximo líder del grupo insurgente, Joseph Kony, y dos días después por el presidente ugandés, Yoweri Museveni, pero en el último momento el LRA pidió que la firma de su dirigente fuera pospuesta una semana debido a que éste se encuentra enfermo, aparentemente de malaria.

Las nuevas fechas para la firma del acuerdo final de paz, que ha sido precedido por 22 meses de lentas conversaciones, son: el 10 de abril para Kony y 14 de abril para Museveni.

El grupo guerrillero y el Gobierno han firmado varios acuerdos parciales, pero el final estaba previsto que lo firmara Kony en un lugar de la frontera sudanesa con la vecina República Democrática del Congo (RDC), donde el LRA tiene sus bases de retaguardia, y que el Gobierno hiciera lo mismo en esta ciudad de Juba.

Chissano responsabilizó a los insurgentes por las demoras, causadas, según él, porque éstos no se encuentran en Ri-Kwangba, localidad del sur sudanés designado para su acuartelamiento durante las negociaciones, y permanecen en sus bases en las selvas del nordeste congolés.

"Según lo que me han informado, la firma fue pospuesta porque Kony no se presentó en el sitio designado", dijo Chissano, quien tuvo que aplazar un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU para desplazarse al sur de Sudán y asistir a la firma del, ahora pospuesto, armisticio.

El ex presidente mozambiqueño no pudo confirmar, sin embargo, que los líderes guerrilleros hayan trasladado sus bases desde la RDC a la República Centroafricana, donde las autoridades locales los han acusado de cometer atrocidades contra las poblaciones.

"Hay una variedad de versiones de las que nadie puede estar seguro que sean auténticas, pero hay equipos que están tratando de verificarlas", señaló Chissano.

El LRA, que a su vez acusó a la ONU y al gobierno del sur de Sudán de no haber hecho nada por la nueva fecha de firma del acuerdo de paz, rechazó las aseveraciones de que Kony no se encuentra en Ri-Kwangba.
"Desafío a Chissano a que descubra donde está Kony, dijo el jefe de la delegación negociadora del LRA, David Nyekorach Matsanga.

Kony se ha negado sistemáticamente a presentarse en el punto de acuartelamiento y mucho menos en las conversaciones de Juba por temor a ser arrestado por los 33 cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad que la Corte Penal Internacional mantiene contra él.

El líder insurgente rechaza las acusaciones amparándose en su condición de "combatiente por la libertad".

El conflicto civil de Uganda, que dura ya 21 años, ha causado la muerte de decenas de miles de personas y desplazado a cerca de dos millones de civiles que viven en campamentos de emergencia en el norte del país y dependen de la asistencia humanitaria internacional para sobrevivir.

Temas relacionados