ONU retira a todo su personal de Sudán

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tomó la decisión luego de que la Corte Penal Internacional dictara orden de captura contra el presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, por crímenes de lesa humanidad.

"Es esencial para la ONU continuar con sus operaciones de mantenimiento de la paz y su labor humanitaria en Sudán y contamos con el gobierno de Sudán para que garantice la seguridad del personal de la ONU y sus instalaciones", afirmó Ban tras reunirse con el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner.

Ban expresó su esperanza de que el gobierno de Sudán actúe "con sabiduría y plena cooperación con la ONU". El fiscal de la CPI, Manuel Moreno Ocampo, acusó al presidente sudanés de crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio en Darfur, donde han muerto más de 300.000 personas en cinco años de conflicto, y pidió su detención, una decisión sobre la que deben pronunciarse los jueces de la sala preliminar del tribunal.

Ban recordó este lunes que ese tribunal "es un órgano independiente" y afirmó que "la paz y la justicia deben ir de la mano". La misión militar conjunta de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID) anunció la "suspensión indefinida" de sus actividades como medida preventiva ante un posible brote de la violencia tras la orden de detención contra el presidente sudanés.

Preguntado sobre si apoyaría a la CPI incluso si pusiera en peligro la misión de paz de la UNAMID, Kouchner respondió que "no se puede decir una cosa y hacer la contraria". Y agregó: "Sabemos cuáles son las consecuencias pero somos partidarios de la corte internacional y pensamos y sabemos que no es posible ir contra sus decisiones".

Sin embargo, "somos conscientes de la necesidad de hablar" con al Bachir y de que no haya provocaciones, argumentó el responsable diplomático francés. Al Bachir "debe respetar" las decisiones de la CPI, según el ministro, al tiempo que insistió en que hay que ser "muy prudentes con la seguridad de nuestra gente".
 
La presidencia francesa de la Unión Europea (UE) recibió este lunes con cautela la noticia de la orden de arresto contra Al Bachir. En un comunicado, la presidencia francesa de la UE reiteró su demanda de que se cumplan las órdenes de detención dictadas en mayo pasado por la CPI contra el ex viceministro del Interior sudanés, Ahmad Mohamed Harun, y el líder de la milicia "Yanyauid", Ali Kushayb.

Y se limitó a señalar que "corresponde a los jueces de la sala preliminar de la CPI pronunciarse sobre el seguimiento que quieren dar a la petición del fiscal" para la detención de Al Bachir.

Temas relacionados