Papa se disculpa por abusos sexuales de la iglesia

El papa Benedicto XVI ofreció disculpas el sábado a los australianos por los abusos sexuales a niños perpetrados por algunos sacerdotes católicos, describiendo el maltrato como diabólico y como una traición que ha desacreditado a la iglesia.

Sin embargo, las asociaciones de víctimas dijeron que querían más: una promesa por parte del pontífice de eliminar lo que ellas llaman un problema encubierto y la seguridad de que la iglesia dejará de pedir compensaciones económicas en los tribunales.
 
“Me gustaría hacer una pausa para hablar de la vergüenza que todos hemos sentido con el abuso sexual de menores por parte de algunos miembros del clero en este país”, el Papa dijo a los obispos y otros seminaristas durante una misa.
 
“Lo siento mucho por el dolor y el sufrimiento de las víctimas y les aseguro, como su pastor, que yo también comparto ese sufrimiento”, explicó Benedicto XVI. “Los responsables de estos pecados han de ser llevados frente a la justicia”, añadió.
 
El Papa expresó arrepentimiento por el escándalo de los abusos que ha sacudido a la iglesia durante los últimos años en una visita a Estados Unidos en abril, pero el lenguaje que el pontífice usó en Australia fue más fuerte.
 
Un vocero de El Vaticano, el reverendo Federico Lombardi, dijo que el Papa cambió el texto original de su discurso, añadiendo que sentía mucho lo ocurrido porque quería “destacar de forma personal” que se sentía cercano a las víctimas.
 
“Se trata sólo de un grano de arena en el desierto — un grano que todos nosotros que trabajamos con víctimas tenemos desde hace 25 o 30 años en Australia”, señaló Helen Last, del grupo de víctimas En Buena Fe y Asociados.
 
Anthony Foster, el padre de dos niñas australianas supuestamente violadas por un cura católico, anunció públicamente que quiere reunirse con el Papa durante la visita de éste a Australia. Foster dijo que los altos cargos eclesiásticos han pedido perdón repetidamente pero que no ofrecen asistencia a las víctimas.
 
“Lo que no hemos tenido es una respuesta práctica que ayude a todas las víctimas el resto de su vida”, y que incluya ayuda financiera y sicológica, dijo Foster.
 
Más de 500 activistas contra el Papa protestaron la visita del pontífice frente a los miles de jóvenes católicos que fueron a escucharle.
 
Los jóvenes católicos que pasaban por delante de los manifestantes simplemente gritaban “¬Benedicto! ¬Te queremos!” .
 
La policía se llevó a uno de los que protestaban y lanzaba profilácticos a la multitud.
 
últimas noticias