Persisten divisiones Consejo Seguridad sobre actuación a seguir con Zimbabue

El Consejo de Seguridad de la ONU constató hoy sus divisiones sobre qué actuación seguir con respecto a Zimbabue y si Naciones Unidas debe de nombrar a un enviado especial para que evalúe la situación de ese país africano en crisis política y humanitaria.

El subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe, informó hoy al Consejo sobre la situación por la que atraviesa Zimbabue, que celebró elecciones presidenciales hace cuatro semanas pero en donde su Gobierno, presidido por el dictador Robert Mugabe, todavía no ha dado a conocer sus resultados.

Al término de esa reunión a puerta cerrada, Pascoe dijo a la prensa que informó a los quince miembros del máximo órgano de decisión de la ONU sobre "los hechos tal como los conocemos para que pueda decidir qué hacer".

"No hay unanimidad en el Consejo sobre lo que hay que hacer en Zimbabue" , dijo el embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Rippert, quien consideró que "enviar misión es una posibilidad".

Agregó que, de momento, el máximo órgano de la ONU apoya los esfuerzos que a nivel regional están haciendo la Unión Africana (UA) y la Comunidad para el Desarrollo de África del Sur (SADC).

Pascoe, por su parte, se expresó de manera similar, al subrayar que SADC lidera la ayuda para resolver el problema y que por ahora "se trabaja muy de cerca con las organizaciones regionales".

Esa postura, sin embargo, fue rechazada por el secretario general del opositor partido zimbabuense Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) , Tendai Biti, quien se encuentra en Naciones Unidas para entrevistarse con los miembros del Consejo.

"Claramente no se trata de asuntos regionales, sino de asuntos a tratar por Naciones Unidas, y en ese sentido, la Carta (de la ONU) es muy clara" , dijo Biti a la prensa.

La comunidad internacional ha pedido a Zimbabue que acelere la difusión de los resultados de las presidenciales celebradas hace hoy un mes y de las que la oposición a Mugabe se considera vencedora.

En Harare, la Comisión Electoral anunció que la verificación de los resultados de las presidenciales comenzará el próximo jueves, en un proceso que se prolongará varios días.

El opositor MDC, asegura que su candidato presidencial, Morgan Tsvangirai, ganó esos comicios de acuerdo con los datos de las actas de votación colocadas fuera de los centros electorales, pues habría obtenido el 50,3 por ciento de los votos, y Mugabe, en el poder desde 1980, el 43,8 por ciento.

El secretario general del MDC reiteró hoy en Nueva York, la solicitud de su partido para que la ONU nombre a un enviado especial para Zimbabue, una cuestión que divide a ese órgano y que sólo puede decidir el secretario general del organismo internacional, Ban Ki-moon.

Biti denunció los actos de violencia que se están produciendo en su país, lo que ha causado el desplazamiento forzoso de más de 5.000 familias, así como "la violación sistemática de los derechos humanos y la completa militarización de la sociedad".

 "Hay mucha gente que está desapareciendo" , dijo Biti, que agregó que "algunas de las tácticas que están utilizando, son las mismas que se dieron en Ruanda en 2004".

 El opositor a Mugabe calificó de "inaceptable" y "catastrófica" la situación de su país, en donde, dijo, "se están utilizando los alimentos como arma política" , y en donde recordó que hay 3,5 millones de personas que dependen de la distribución de alimentos de las agencias humanitarias internacionales para sobrevivir.

Por su parte, el embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Rippert, señaló que la de hoy ha sido una "primera" discusión en el Consejo, pero admitió que en Zimbabue "las cosas no van por la buena dirección".

"Lo primero que tiene que hacer el Gobierno (de Mugabe) es proclamar el resultado de las elecciones, aunque eso no es suficiente. Los zimbabuenses se han expresado, y eso es una victoria para la democracia" , dijo el diplomático francés
Agregó que su Gobierno considera que si el envío de una misión especial al país africano "es útil, lo apoyaremos".

 Por su parte, el embajador adjunto de EE.UU., Alejandro Wolff, reiteró que a su país le preocupa la situación humanitaria de Zimbabue, al tiempo que indicó que para Washington es "una buena idea" , la posibilidad de que haya un enviado especial
"Es lamentable que haya delegaciones que crean que el Consejo de Seguridad no debe de involucrarse" , dijo Wolff.

Temas relacionados

 

últimas noticias