Pese al NO, Chávez insistirá en plan socialista

El presidente de Venezuela, una vez aceptada la derrota, de inmediato anunció que persistirá en la instalación de un sistema socialista en su país.

La abrumadora estrategia comunicacional que desplegó Chávez, como en anteriores triunfos sobre la oposición, para vincular su popularidad con el objetivo de lograr el domingo la aprobación de su reforma constitucional en un referendo no rindió esta vez los resultados esperados, que eran ampliar sus poderes, eliminar los limites a su reelección y establecer un estado socialista.

Los opositores, después de una larga cadena de derrotas desde que Chávez fue elegido por primera vez en 1998, finalmente saborearon el triunfo ante el mandatario, que se mostró invencible hasta los resultados adversos del referendo que fueron anunciados la madrugada del lunes.

Chávez, de 53 años y en su tercer mandato que concluye en enero del 2013, perdió en su aspiración de postularse nuevamente como candidato en el 2012 y en futuras ocasiones. El gobernante había dicho que pretendía permanecer en el poder hasta que "se me seque el último hueso de mi esqueleto" con el argumento de que bajo el mando de otro timonel "el buque (Venezuela) se puede hundir" .

El mandatario propuso modificar 69 de los 350 artículos de la constitución para también extender el periodo presidencial de seis a siete años y obtener poderes que le permitieran trazar nuevas divisiones territoriales y designar funcionarios al frente de las nuevas provincias y ciudades, un cambio que la oposición denunció como tiránico porque dejaría al margen a las autoridades elegidas que no fuesen sus aliadas.

La enmienda además privilegiaba la propiedad colectiva sobre la privada y derogaba una norma constitucional que impide la detención de ciudadanos sin cargos durante un estado de excepción. Asimismo, facultaba al estado a ocupar propiedades antes de la sentencia firme de un proceso judicial de expropiación.

El Consejo Nacional Electoral anunció la madrugada del lunes que, con el 88% de las mesas de votación escrutadas, la opción del "No" -contra la reforma- logró el 50,70%, contra el 49,29% del Sí. La autoridad electoral reportó una abstención del 44,11%.

Chávez se encuentra frente a la gran interrogante de si podrá seguir en su empeño de encaminar a Venezuela hacia el socialismo, como reiteró poco después de conocer el resultado oficial del referendo.

En su primera reacción a los resultados, Chávez afirmó que seguirá en su empeño de encaminar a Venezuela rumbo al socialismo.

"Nosotros seguimos en la construcción del socialismo en el marco que nos da esta constitución (vigente)" , dijo el mandatario rl lunes en un mensaje a la nación.

En lo referente al socialismo "esta propuesta sigue viva" .

"Por ahora no pudimos" , señaló el mandatario. La frase de "por hora" hizo célebre a Chávez al expresarla cuando con el rango de teniente coronel fracasó en el intento por derrocar al entonces presidente Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992.

"Nosotros seguimos en la construcción del socialismo en el marco que nos da esta constitución (vigente)" , insistió el mandatario.

Chávez, que impulsó una nueva constitución en 1999, sostiene que la constitución debe ser modificada para dirigir a Venezuela por un camino distinto al capitalismo y romper con sus estructuras que -considera- se han traducido en pobreza.

La propuesta de enmienda -dividida en los bloques llamados A y B- fue rechazada por 4,5 millones de votos (50,7%) y 51,05 millones de votos (51,05%) , respectivamente.

Los votos por el Sí fueron de 4,37 millones (49,29%) y 4,33 millones (48,94%) .

"No significa que el camino se ha cerrado, para nada, y los invito a todos a construir el socialismo... en el marco de está constitución y con la velocidad que ella nos permite" , afirmó Chávez, aunque de momento se desconoce si el respaldo a su gestión sigue intacto.

Si bien los venezolanos rechazaron por estrecho margen la reforma constitucional, entre la gran parte del electorado que se abstuvo de participar hay numerosos simpatizantes del presidente, quienes apenas un año antes lo ayudaron a ganar la elección por una mayoría avasallante.

"Alguien decía que la abstención nos favorecía a nosotros, y que nosotros jugamos a la abstención. Fue todo lo contrario, la abstención nos derrotó, estos millones de venezolanos que hace un año votaron, bueno, no fue a votar" , lamentó el gobernante.

Chávez fue reelegido en diciembre del 2006 con 7.161.637 votos, equivalentes al 62,89%. Entonces se reportó una participación cercana al 75%, una de las más altas en los últimos 13 años.

Sus adversarios atribuyen la merma del capital electoral de Chávez a que muchos venezolanos temen que pudiera convertirse en otro Fidel Castro, su amigo y aliado cubano a quien suele llamar "padre" y "hermano" .

"Creo que el pueblo venezolano, incluyendo al pueblo chavista, habló alto y claro, le dijo no a está pretensión totalitaria" , dijo el alcalde del municipio capitalino de Chacao y dirigente opositor Leopoldo López.

El mandatario es muy popular entre la mayoría pobre del país que lo ve como su salvador porque ha distribuido más que cualquier otro presidente la riqueza del petróleo entre los desposeídos.

"Los venezolanos que queremos más democracia, rechazamos las intenciones de un hombre de ser presidente de por vida, rechazamos la idea de enrolarnos en un modelo socialista. No creemos que Cuba, como dice el presidente, sea un ejemplo digno de imitar" , añadió López. "Ojalá Chávez escuche al pueblo" .

Pese a que ya no tendrá una carta magna a la medida para acelerar su llamada "transición al modelo socialista" , el gobernante todavía cuenta con una ley habilitante o especial que lo facultad a legislar por la vía de decretos-ley durante un año y medio en distintos ámbitos.

La ley habilitante le fue otorgada a principios de año por la Asamblea Nacional, dominada casi en su totalidad por políticos leales al mandatario.

"Debemos estar en alerta ante la posibilidad de imponer estos cambios por una vía distinta, como por ejemplo las leyes habilitantes" , advirtió el general retirado Raúl Baduel, ex ministro de Defensa y por mucho tiempo íntimo amigo del presidente.

Baduel, que fue clave en el regreso de Chávez al poder tras la asonada en su contra en el 2002, sorprendió cuando repentinamente consideró a las reformas constitucionales como un virtual "golpe" e instó a la población a rechazarla en el referendo.

Los líderes de la oposición, en tanto, parecen estar conscientes de que aún hay mucho camino por andar.

"Todavía hay por delante muchas batallas que ganar; pero al menos logramos ahora ponerle fecha limite al gobierno de Chávez, enero del 2013" , dijo Yon Goicochea, uno de los líderes del movimiento universitario que recientemente se convirtió en el motor de la oposición contra el proyecto de reforma.

 

últimas noticias

El voto electrónico en Brasil

La bodega de la muerte en México