Piratas secuestran un barco japonés en costas de Somalia

La embarcación japonesa “MV Stella Maris” fue secuestrada el domingo pasado por piratas armados en agua internacionales cerca de la costa de Somalia.

El buque cuenta con dieciocho tripulantes, según dijo en rueda de prensa el consejero presidencial de la región de Puntalandia, Bile Mohamoud Qabowsade, quien no reveló la nacionalidad de los secuestrados.

Qabowsade agregó que “treinta y ocho piratas armados irrumpieron en la nave japonesa cuando éste estaba navegando por el Golfo de Adén y se la llevaron con sus tripulantes como rehenes”.
 
“Les estamos siguiendo la pista, y tomaremos las medidas oportunas para rescatar a la tripulación cuando sepamos hacia dónde se dirigen”, añadió, sin comentar si hay posibilidades de que se use la fuerza para liberar a los rehenes.

Por su parte, el ministro de Seguridad de Puntalandia, Abdulahi Said Samatar, dijo que el “MV Stella Maris”, que transporta un cargamento de plomo y zinc, “fue secuestrado el pasado domingo en aguas internacionales, y después fue llevado a la zona de Alula y ahora se mueve hacia el distrito de Eyl”.
 
Samatar agregó que han pedido a la comunidad internacional “ayuda en nuestra lucha contra la piratería, pero no hemos recibido ninguna respuesta”.
 
Un pescador de la zona de Alula dijo que vio en el mar “una nave que estaba siendo escoltada por piratas, que tenían embarcaciones muy veloces equipadas con ametralladoras”.
 
Las aguas de Somalia son consideradas entre las más peligrosas del mundo, junto a las de Nigeria, según la Agencia Marítima Internacional, y al menos 25 barcos fueron secuestrados en 2007 en las costas somalíes.

“La inseguridad y la sequía (...) han aumentado el sufrimiento de millones de personas en Somalia”, según un informe del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, que ha solicitado a la comunidad internacional una fuerza naval para escoltar la ayuda humanitaria y evitar que caiga en manos de piratas.

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump