Piratas somalíes disfrutan de enormes ganancias

La carrera de pirata en altamar tuvo sus ventajas para Abdi Muse: se compró dos vehículos todo terreno, una casa nueva y se casó con dos mujeres en una semana llena de pasión.

“Estaba regalando dinero a todos los que me encontraba”, indicó Muse, de 38 años, quien dijo que obtuvo 90 mil dólares secuestrando barcos frente a las costas de Somalia. “Después de dos meses, ya no me quedaba dinero ¿Puede creerlo?”, agregó.

Durante años, piratas somalíes como Muse han encontrado un negocio lucrativo asolando las costas del país, donde impera el caos, capturando embarcaciones y negociando rescates.

Estos asaltantes de los mares podrían encontrarse en problemas pronto, pues Estados Unidos y Francia están buscando apoyo internacional para combatirlos. “Esta es una señal muy importante y grave para que las naciones del mundo la tomen (a la piratería) seriamente”, dijo la comandante Lydia Robertson, vocera de la Armada estadounidense.

Estados Unidos ha encabezado las patrullas internacionales para combatir los actos de piratería frente a la ingobernable costa de Somalia, de 3.025 kilómetros de longitud, la más larga de Africa y que resulta crucial para algunas rutas marítimas importantes.

Actualmente, Estados Unidos y Francia elaboran un proyecto de resolución en las Naciones Unidas que busca permitir a las naciones perseguir y arrestar a los secuestradores de embarcaciones tras un incremento notable en los ataques, incluido un barco atunero español que fue capturado esta semana por piratas que dispararon granadas impulsadas por cohetes.

También fue secuestrado recientemente un buque de Dubai que transportaba alimentos a esa nación desesperadamente pobre. El barco de carga fue rescatado el martes por fuerzas somalíes que capturaron a siete piratas, pero el barco español y su tripulación permanecen en manos de los asaltantes.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El voto electrónico en Brasil

La bodega de la muerte en México