Piratas somalíes liberan un barco holandés secuestrado en mayo

Un barco holandés con tripulantes rusos y filipinos secuestrado en mayo cerca de la costa de Somalia fue liberado este miércoles por sus captores tras el pago de un rescate de 1,2 millones de dólares.

Abdulahi Said Samatar, el ministro de Seguridad de Puntlandia, región autónoma del nordeste somalí señaló que los nueve tripulantes del buque MV Amiya Scan, cuatro rusos y cinco filipinos, no fueron heridos durante su cautiverio.

“Habíamos solicitado a los dueños del buque que no pagaran ningún rescate, pero desoyeron nuestra solicitud y pagaron, lo cual sólo aumenta el problema de la piratería en nuestras aguas”, dijo Samatar, quien se lamentó de que “la comunidad internacional no colabore con nosotros”.
 
El MV Amiya Scan, de la naviera holandesa Reider Shipping y que transportaba una plataforma petrolífera desmontada, fue secuestrado el 25 de mayo por los piratas somalíes mientras se dirigía a Rumanía tras haber zarpado el día 19 de ese mes del puerto keniano de Mombasa.

Los piratas mantuvieron a la embarcación secuestrada y sus tripulantes en el distrito de Eyl, en la región de Nugal, pero en varias ocasiones la trasladaron a Bargal, una zona aledaña, para eludir la intervención militar de Puntlandia o de fuerzas internacionales frente a las costas de Somalia.

Durante su conferencia de prensa en Garowe, la capital de Puntlandia, Samatar solicitó la asistencia de las potencias occidentales para dotar a las fuerzas militares locales de material y respaldo técnico para luchar contra los piratas que operan en las aguas somalíes y el Golfo de Adén.

Said Aw-Yusud, el comisionado del distrito de Eyl, dijo durante la misma rueda de prensa que los piratas recibieron 1,2 millones de dólares en rescate para liberar al buque de Reider Shipping, que tiene su sede en Groningen, en el norte de Holanda.

Tras su liberación, el buque zarpó nuevamente y se encuentra en ruta hacia Europa a través del Canal de Suez, señaló el funcionario.

Una decena de barcos han sido secuestrados en lo que va de año en las aguas de Somalia en actos de piratería que suelen terminar con la liberación de la nave y de los tripulantes después de pagar un rescate.

La última embarcación secuestrada es un yate privado tripulada por cuatro turistas europeos, tres de ellos alemanes y el cuarto francés, que fue capturado el lunes en el golfo de Adén y trasladado por los piratas hacia las costas de Puntlandia.

El gobierno de esa región anunció que si se trata de un secuestro desplegará las fuerzas de seguridad necesarias para dar con los captores y liberar a los rehenes.

Temas relacionados
últimas noticias