Presidente de Hyundai Motor realiza servicios sociales en un centro acogida

El presidente de Hyundai Motor, Chung Mong-koo, continúo sus tareas de servicio a la comunidad en un centro de acogida de menores, tras haber sido condenado a cumplir 300 horas de servicios sociales por un delito de fraude.

Chung llegó esta mañana al centro de acogida “Kkottongnae”, ubicado en la provincia de Chugchung, al sur de Seúl, y empezó sus labores que consistieron en el cuidado de niños menores de cuatro años, según la agencia local de noticias Yonhap.

El presidente de Hyundai Motor, ataviado con un delantal amarillo en el que se podía leer en coreano el mensaje “Os queremos”, limpió la habitación de los pequeños y les dio biberones.

“En casa tengo once nietos. Cuidaré a estos niños como si cuidase a los míos”, dijo Chung a los periodistas.

El presidente de Hyundai Motor, que había comenzado la semana pasada las tareas sociales, acudió por tercera vez a este centro de acogida, donde prestará sus servicios hasta el jueves, cuando le asignarán a otro centro comunitario.

Chung llevará a cabo las tareas sociales tres días a la semana, según Yonhap.

Hace tres semanas el Tribunal Supremo de Corea del Sur sentenció a una pena de tres años de prisión al presidente de Hyundai Motor por haber cometido desvío ilegal de fondos y haber transferido de forma fraudulenta acciones para afianzar su control en la empresa.

En lugar de enviarle a la cárcel, las autoridades judiciales condenaron al acusado a cumplir con 300 horas de servicio a la comunidad.

Temas relacionados