Tarija, región boliviana, será autónoma

Su población aprobó el referendo autonómico que, al igual que ya lo hicieron otras regiones, significa total separación de las políticas de Evo Morales.

El sondeo, difundido por el canal ATB y consistente en un “conteo rápido” de una muestra de mesas consultadas, refleja que un 80,3 por ciento de los tarijeños dijo “sí” al estatuto, frente al 19,7 por ciento que lo rechazó.

La abstención durante la jornada fue del 34,8 por ciento, según esta encuesta
Similares resultados arrojaron los sondeos de la red PAT y de la cadena Unitel, que coinciden en que el “sí” al estatuto obtuvo un respaldo del 79 por ciento, mientras un 21 por ciento se inclinó por el “no”.
 
Poco después de difundirse los primeros sondeos, los tarijeños comenzaron a acudir a la plaza central de la capital departamental para celebrar la aprobación de un estatuto autonómico que el Gobierno de Evo Morales rechaza por inconstitucional y separatista, al igual que los aprobados en las regiones de Santa Cruz, Beni y Pando.

Santa Cruz (oriente) fue el primer departamento que aprobó su estatuto autonómico, con un respaldo del 85,6 por ciento; mientras que en Beni (noreste) fue de 79,5 por ciento y en Pando  (norte) del 81,9 por ciento.

El referendo celebrado en Tarija cierra el ciclo de consultas autonomistas promovidas por las regiones de la llamada “media luna”, como se le conoce a esta zona integrada por este departamento y los de Santa Cruz, Beni y Pando, todos gobernados por opositores a Morales.

Los prefectos de estas regiones, junto al de Cochabamba, el también opositor Manfred Reyes Villa, han acudido a Tarija para apoyar a su gobernador, Mario Cossío, y la consulta celebrada.

Estos dirigentes regionales se reunirán mañana en el seno del Consejo Nacional Democrático (Conalde), que integran todas estas regiones, para tomar decisiones sobre la crisis política del país.

Varios de estos prefectos opositores confirmaron que en esta reunión fijarán una posición definitiva sobre el futuro del bloque autonómico constituido en Bolivia y sobre el referendo revocatorio convocado para el próximo 10 de agosto.

En esa consulta de agosto, los bolivianos decidirán sobre la continuidad de los mandatos de Morales, de su vicepresidente, Álvaro García Linera, y de los prefectos del país.

Temas relacionados
últimas noticias