UE aprobó negociar de manera conjunta con EE.UU. política de visas

<p>La Unión Europea negociará de forma unida con EE.UU. un acuerdo sobre visados con el objetivo de lograr que Washington elimine este requisito a todos los ciudadanos comunitarios, según acordaron los ministros de Justicia e Interior de la UE.</p>

El Consejo de Ministros aprobó el mandato para que la Comisión Europea (CE) negocie en nombre de los 27 miembros de la Unión, en una decisión tomada por unanimidad después de que varios países retiraron sus reservas.

El mandato incluye "directrices claras" para que la CE negocie con Estados Unidos sobre las cuestiones "que son de competencia exclusiva comunitaria", destacó el comisario europeo en funciones de Justicia, Seguridad y Libertades, Jacques Barrot.

En las negociaciones, la CE tiene también el objetivo de precisar las intenciones de EEUU con su plan de crear un Sistema de Autorización Electrónica de Viaje (ESTA), a fin de evaluar si este requerimiento puede acabar incluyendo exigencias que equivalgan a un visado.

La decisión intenta retomar la unidad de acción de los europeos, después de que siete países de la UE (República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Hungría, Eslovaquia y Malta) han firmado por su cuenta con Washington memorandos de entendimiento para que sus ciudadanos no necesiten visado para viajes turísticos de corta duración (hasta 90 días) a EE.UU.

Sin embargo, esos documentos no incluyen las modalidades prácticas de aplicación, que es lo que se intentará acordar entre Bruselas y Washington.

La Comisión Europea recordó hoy en un comunicado que sigue estando "preocupada" por algunos aspectos de esos documentos bilaterales, por lo que se reserva el derecho de tomar medidas.

Pero Washington continuará sus negociaciones paralelas con esos países -y otros más que lo deseen- sobre cuestiones de cooperación antiterrorista que son de competencia nacional, como la presencia de policías armados a bordo de vuelos con destino o procedencia de EE.UU.

Actualmente, EE.UU. exige visados a los ciudadanos de doce países de la Unión para estancias de corta duración, mientras que los estadounidenses pueden entrar libremente en territorio comunitario.

El objetivo de los europeos es lanzar los primeros contactos rápidamente, incluso desde la próxima semana, a fin de intentar lograr un acuerdo en pocos meses.

Temas relacionados