Un holandés y siete indonesios son arrestados por la policía en Yakarta

Un holandés y siete indonesios fueron detenidos por las fuerzas de seguridad en Indonesia para garantizar que el recorrido de la antorcha olímpica en Yakarta, que se hizo en un estadio a puerta cerrada, transcurriese sin altercados.

Los agentes de seguridad se llevaron a las ocho personas en las inmediaciones del estadio Bung Karno Sport y antes de que hubiese comenzado el recorrido de la antorcha, según informó Enriko Sukarno, responsable de la organización no gubernamental  (ONG) Fundación Techo del Mundo.

La mayoría de los arrestados formaba parte de un grupo de alrededor de cien manifestantes que desde las diez de la mañana  se concentraba con banderas del Tíbet y pancartas que acusaban a Pekín de vulnerar los derechos humanos.

El holandés Stef Bolte, un estudiante de 24 años de la Universidad de Utretch que se encuentra en Yakarta de prácticas en la ONG local Kontras, aseguró a que acudió al lugar como “acto de solidaridad” con el Tíbet y como “parte de su trabajo” , porque pretendía “estudiar” la protesta.

“Hubo un pequeño alboroto y yo me separé del resto de mis compañeros, acto seguido tres policías de paisano se acercaron a mí y me arrestaron”, relató el europeo, que llevaba una camiseta con el eslogan “Tibet libre”
Bolte añadió que desconoce en qué puede desembocar el proceso que se ha abierto en su contra y opinó que “la expulsión del país es una de las opciones”, porque tras su detención le llevaron a la oficina de Inmigración.

Una protesta de estudiantes universitarios que se había convocado para esta tarde frente al complejo deportivo no llegó a celebrarse ante la fuerte presencia policial.

Alrededor de 5.500 policías y militares, pertrechados con material antidisturbios y apoyados por varias decenas de vehículos de transporte y algunos cañones de agua, protegieron el acto.

La antorcha comenzó su recorrido en el interior del estadio de Bung Karno una hora antes de lo anunciado, con la asistencia de unas cinco mil personas, en su mayoría escolares y trabajadores chinos residentes en Indonesia, que habían sido previamente acreditados por la Embajada de China en el país.

Los organizadores admitieron que la decisión de limitar el número de espectadores en el estadio, que tiene capacidad para 88 mil personas, se tomó después de hablar con la legación diplomática china.

La antorcha olímpica tenía previsto recorrer 15 kilómetros de corazón de Yakarta, pero las protestas vividas en París, Londres y San Francisco hicieron a los organizadores alterar el programa.

La llama olímpica llegó al estado capitalino en un autocar escoltado y los 80 relevistas, entre los que se encontraban leyendas del deporte indonesio, ministros y famosos, se pasaron el testigo en la pista de 400 metros
La antorcha llegó anoche a Yakarta procedente de Kuala Lumpur y hoy seguirá su recorrido a hacia Camberra.

El pasado 31 de marzo, unas 200 personas, en su mayoría monjes budistas y activistas, se manifestaron frente a la Embajada de China en Yakarta en protesta por la represión china de la última revuelta tibetana y exigieron que Pekín dialogue con el Dalai Lama para encontrar una salida al conflicto.

Temas relacionados