Venezuela dice que 'caso del Maletín' es una maniobra de EE.UU.

En Miami, cinco personas fueron procesadas por su presunta
participación en el ingreso de un maletín con 800.000 dólares a
Argentina, dinero que según EE.UU. iba para la campaña de Cristina de
Kirchner.

El gobierno venezolano consideró que el proceso abierto en Miami a cinco presuntos conspiradores al servicio de Caracas es una maniobra contra el presidente Hugo Chávez y las administraciones progresistas de América Latina.

El planteamiento lo hizo el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, a través de una llamada telefónica al canal estatal Venezolana de Televisión. “Estamos viendo un esfuerzo desesperado del gobierno de Estados Unidos, utilizando delicados mecanismos del poder judicial para una guerra política, psicológica, mediática contra los gobiernos progresistas del continente", dijo Maduro.

Cinco personas comparecieron en un tribunal de Miami (Florida) bajo los cargos de conspirar para actuar como agentes al servicio de Venezuela y en conexión con el empresario venezolano Guido Antonini Wilson, reclamado por la justicia argentina.

“Es delicado que el gobierno de EE.UU. esté tomando el camino de la guerra judicial para tratar de darle velocidad a su guerra política, psicológica y mediática contra el gobierno bolivariano y revolucionario de Venezuela y contra los gobiernos progresistas del continente", insistió el canciller.

Este caso, dijo, ha dejado claro “qué mano estaba detrás” del asunto del maletín con 800.000 dólares encontrado a Antonini en Buenos Aires en agosto pasado “precisamente el día de la visita del presidente Chávez a Argentina para la firma del tratado de seguridad energética”. Para el jefe de la diplomacia venezolana, el caso del maletín fue “un escándalo fabricado por el gobierno de EE.UU.” para “tapar” el éxito de la gestión de Chávez en Argentina.

El caso ahora se reabre para “opacar” el éxito alcanzado con la creación, el pasado domingo, del Banco del Sur y con las profundas relaciones puestas de manifiesto en Buenos Aires entre los gobiernos de izquierda de Latinoamérica, apuntó. "Se han quitado la careta. Utilizan mecanismos del poder judicial para tratar de retomar un tema de campaña política y mediática para tratar de enlodar los avances de las corrientes progresistas como la fundación del Banco del Sur y la hermandad, el estrechamiento de relaciones profundas entre todos nuestros gobiernos", planteó Maduro.

Las personas presentadas ante la justicia estadounidense, entre ellas tres venezolanos y un uruguayo, fueron detenidas el martes por “coordinar y participar” desde agosto pasado en una serie de “reuniones” con Antonini. Dichas personas fueron identificadas como Moisés Maionica, de 36 años; Antonio José Canchica Gómez, de 37; Rodolfo Edgardo Wanseele Paciello y Franklin Durán, ambos de 40 años, y Carlos Kauffmann, de 35.

Los detenidos son acusados de realizar reuniones para que el empresario ayudara a “ocultar” la “fuente” de una contribución de 800.000 dólares a la campaña electoral de un candidato a la presidencia argentina, Cristina Fernández de Kirchner, según se denunció en las últimas horas.

Maduro reiteró que se trata de una maniobra de Washington y aseguró que no tendrá éxito porque “no podrá contener el avance de las corrientes patrióticas y revolucionarias en el continente”.

últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?