Venezuela dijo NO a reforma constitucional

Tras una larga espera que dio lugar a especulaciones, el CNE reveló a la madrugada de este lunes que el mandatario perdió el referendo, de manera que sus pretensiones por cuenta del cambio de la Constitución no las podrá llevar a cabo.

Más del 50 por ciento de los venezolanos se pronunció en contra de la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez, según el primer boletín oficial dado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que señaló que con ese resultado basta para conocer la tendencia.

El proyecto de 33 artículos presentado por Chávez el pasado 15 y aprobado por el Parlamento oficialista -que lo amplió a 69 artículos- el pasado 2 de noviembre, incluía la reelección presidencial ilimitada, un nuevo ordenamiento territorial y la reducción a seis hora de la jornada laboral, entre otros.

Chávez manifestó que prefería aceptar este fracaso en las urnas, cuando la tendencia en el resultado era ya "irreversible", que prolongar la "tensión" en el país a la espera de un conteo total de los votos.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó pasadas la 01.00 hora local (05.00 GMT) que un 50,7 por ciento de los venezolanos votó en contra del primer bloque de artículos (33) sometidos a consulta, mientras un 49,29 se pronunciaba por el "sí".

Asimismo, un 51,05 por ciento rechazó el segundo bloque de artículos (36) mientras lo aprobaba un 48,94 por ciento, en un proceso que registró una abstención del 44,9 por ciento.

Los resultados se dieron a conocer cuando estaba escrutado más del 90 por ciento de los votos en una larga noche en la que fue creciendo la tensión y las críticas de la oposición al no anunciarse los datos.

Nada más conocerse el anuncio del CNE, el júbilo se apoderó de la sede donde se encontraban los miembros del llamado "Bloque del No", que reúne a varios partidos de oposición. "Nosotros nos queremos abrazar con todos los venezolanos", dijo el líder opositor, Leopoldo López, del partido Un Nuevo Tiempo.

Unos 16 millones de venezolanos habían sido convocados el domingo a pronunciarse en consulta popular para determinar si aprobaban o rechazaban la propuesta del presidente Chávez. La jornada transcurrió en un ambiente de normalidad, exceptuando algunos incidentes aislados.

Los centros electorales cerraron oficialmente a las 16.00 hora local, aunque algunos permanecieron abiertos al haber electores que no habían podido ejercer su derecho. El primer boletín del CNE llegó unas ocho horas después.

Ahora bien, con la decisión de los venezolanos Chávez perdió la posibilidad de llevar a cabo las siguientes reformas:

- Aprobar que los estados de excepción no tuvieran límite de tiempo. Se prolongaríann hasta que "se mantengan las causas que lo motivaron".

- La reforma facultaría al gobierno en los estados de excepción a detener a ciudadanos sin cargos y a imponer la censura de prensa.

- El proyecto despojaba al Tribunal Supremo de Justicia de la potestad de pronunciarse sobre la constitucionalidad del decreto de estado de excepción promulgado por el presidente, quedando solamente en manos de la Asamblea Nacional esa facultad.

- Se facultaría al presidente para administrar a su discreción las reservas internacionales.

- Le atribuía al gobierno el control sobre el Banco Central, un ente autónomo en la normas actuales.

- Se reconocerían nuevos tipos de propiedad entre las que tendrían "preponderancia los intereses comunes sobre los individuales".

- Órganos estatales podrían ocupar previamente un bien sujeto a expropiación durante el proceso judicial.

- La reforma ampliaba el período presidencial de 6 a 7 años, y concedía la reelección "continua" del presidente.

- Se facultaría al presidente a emprender una reorganización territorial del país. La reorganización territorial incluía la creación de territorios, municipios y ciudades federales.

- Se facultaría al presidente a nombrar al gobernador del Distrito Federal, lo que hubiese privado a los 6 millones de pobladores de Caracas de elegir a la mayor autoridad de la capital venezolana.

- Se reduciría de 18 a 16 años de la edad de los electores y la jornada diaria de trabajo a seis horas y un máximo 36 horas semanales. Se seguirá laborando ocho horas al día.

- Se crearía un fondo de seguridad social para los trabajadores informales, que abarca al 45% de la fuerza laboral de Venezuela, unos 5,5 millones de personas, según cifras oficiales.

Antes de que se dieran a conocer los resultados, varias firmas encuestadores dieron por hecho que Chávez había ganado. Las encuestas a boca de urna, que reflejaba "la victoria del sí", fueron realizadas y difundidas por PLM Consultores, Datanálisis y el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD).