Volcán chileno Llaima entra en erupción sin causar víctimas

El volcán Llaima, en el sur de Chile, reactivó su actividad en la madrugada de este martes al arrojar lava que se deslizó por una de sus laderas hacia el sector de Vilcún, que obligó a la evacuación de 25 personas.


La directora de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carmen Fernández informó que el organismo decretó "alerta amarilla" en la zona ante el aumento de actividad volcánica durante las últimas horas.

Según Fernández, la lava que se desliza por el macizo de 3.210 metros de altitud, alcanza unos 900 metros de largo "y la preocupación ahora se centra en los deshielos por el aumento de la temperatura, que podría arrastrar lodo, el que podría contaminar las aguas de los ríos de la zona".

La Onemi desplegó en el lugar un fuerte contingente de bomberos y carabineros (policía militarizada), tras el peligro que podrían correr cuatro poblados que se encuentran en los alrededores del volcán, situado a 700 kilómetros al sur de Santiago.

La actividad volcánica se produce seis meses después de que el Llaima hiciera erupción y lanzara lava que se deslizó por más de dos kilómetros.

En esa oportunidad, la columna de humo y cenizas se elevó tres kilómetros sobre el cráter del volcán, situado a 76 kilómetros al este de Temuco y a unos 700 kilómetros de Santiago, en la cordillera de Los Andes, y también afectó a la localidad argentina de Neuquén, cuyo aeropuerto fue cerrado.

Las violentas explosiones en esa noche obligaron a centenares de personas a abandonar sus hogares y a descansar en los refugios autorizados por el Gobierno, que evacuó ilesos a un total de 193 turistas que recorrían la zona junto a ocho empleados del Parque Nacional.

La Directora de Onemi, señaló hoy que el volcán ha sido vigilado durante estás últimas semanas y seguirá en observación por medio de la estación sismográfica que se encuentra en el sector.

Según el Servicio Nacional de Geofísica y Minería, desde mayo de 2007 el Llaima presenta una actividad sísmica ligeramente anómala acompañada, esporádicamente, por pequeñas emisiones principalmente de ceniza y vapor de agua.

La cronología de las erupciones de este volcán se sitúa desde 1640 cuando se registró la primera erupción.

Temas relacionados