"Ya no hay riesgo de guerra civil en Irak"

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, afirmó este miércoles ante el Parlamento Europeo que el riesgo de que estalle una guerra civil en Irak o de que se pierda la integridad territorial del país ha sido superado.

"Ahora no hay iraquíes que quieran una guerra civil, o con una agenda terrorista, violenta o para actuar como milicias", dijo Al Maliki.

"Al impedir la guerra civil, hemos espantado el fantasma de un Irak dividido en tres partes", afirmó, asimismo, el dirigente iraquí, quien aseguró que la violencia procede ahora únicamente de terroristas de Al Qaeda sin apoyos entre la población local.

"Durante un tiempo pensábamos que no podríamos vencer a los terroristas, que Irak se dirigía ineludiblemente hacia una guerra civil. Hoy estamos más cerca que nunca de vencer a Al Qaeda", recalcó el primer ministro, en su comparecencia ente ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

Pese a su optimismo por la situación interna, Al Maliki advirtió de que una retirada abrupta de las tropas estadounidenses en Irak conduciría al "caos" , si bien se mostró seguro por ello de que, cuando se produzca, la salida será "estructurada y programada".

Al Maliki atribuyó la mejora en la situación interna a la "exitosa" estrategia de reconciliación nacional dirigida por su Gobierno y a las nuevas leyes que permiten reintegrar socialmente a los miembros del antiguo partido único Baaz y a los milicianos que han estado combatiendo en los últimos años.

"Las milicias deben disolverse, porque no tenemos más que un Ejército, el de Irak", subrayó el primer ministro, que aludió a la reciente intervención conjunta de las tropas iraquíes y estadounidenses contra las milicias chiíes de Muqtada al Sadr en Basora, como una operación para "derrotar el terrorismo".

Sobre este punto, dio por sentado que el ejército paralelo del clérigo chií se disolverá por la influencia de la nueva legislación electoral, que obliga a quienes quieran acceder a las instituciones a prescindir de este tipo de milicias.

"Integraremos a los milicianos en nuestros servicios de seguridad y en el Ejército, para proporcionarles una forma de vida", aseguró.
En cuanto a las relaciones con Irán, se limitó a decir que Bagdad aspira a mantener "una buena relación con todos los países vecinos (...) basada en el respeto y la no injerencia en asuntos internos".

Al Maliki, que prevé reunirse hoy con el presidente de la Comisión Europea y el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, abogó por establecer una "relación política" entre su país y la UE, que permita futuras "alianzas estratégicas" sobre el gas y el petróleo iraquíes.

No obstante, antes de comparecer ante la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo, precisó a los periodistas que la de hoy no es una visita para "firmar convenios" sino para promover el diálogo político entre las dos partes.

Al Maliki invitó al presidente de la Eurocámara, el democristiano alemán Hans-Gert Pöttering, a visitar Irak, y éste aceptó el ofrecimiento y abogó por que el Parlamento iraquí se dote de una delegación interna para las relaciones con la Unión Europea.

 

Temas relacionados