Cae otro de los 'narcos' más buscados de México

Se trata de Vicente Carrillo Leyva, uno de los líderes del cartel de Juárez.

México detuvo al narcotraficante Vicente Carrillo Leyva, uno de los líderes del cartel de Juárez e hijo del fallecido capo Amado Carrillo Fuentes, “El señor de los cielos”, en un nuevo golpe al crimen organizado que mereció la inmediata felicitación de EE.UU.

“Su captura representa otra significativa victoria para la procuración de justicia mexicana”, señaló la encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en México, Leslie Bassett, el mismo día que visitan el país los secretarios de Justicia de EE.UU., Eric Holder, y de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Basset, quien encabeza la legación diplomática a la espera de que la Administración de Barack Obama designe a un nuevo embajador, felicitó al Gobierno de México en un escueto comunicado emitido pocas horas después de confirmarse la captura.

El comisionado de la Policía Federal Preventiva (PFP) informó hoy que agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capturaron a Carrillo Leyva, alias “El Ingeniero”, tras un “trabajo coordinado” basado en “tareas de inteligencia en campo y gabinete”.

El joven de 32 años, que se hacía pasar por empresario y se encontraba en Ciudad de México, es sobrino de Vicente Carrillo Fuentes, alias “El Viceroy”, jefe del cartel de Juárez y hermano de “El señor de los cielos”, el narcotraficante fallecido en 1997 durante una operación de cirugía estética.

En el momento de su captura, “El Ingeniero” estaba haciendo ejercicio en un parque cercano a la casa donde vivía en la capital mexicana, detalló el portavoz de la PFP. La titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), Marisela Morales, señaló que el detenido “es considerado como uno de los herederos de la organización criminal” del cartel de Juárez.

Se dedicaba a “funciones directivas y de ocultamiento de recursos ilícitos dentro de la organización estando bajo la tutela del jefe de la misma”, su tío “El Viceroy”. El pasado 23 de marzo el Gobierno publicó la lista de los 37 narcotraficantes más buscados del país, entre ellos Carrillo Leyva, por el que se ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (2,1 millones de dólares).

Desde que llegó al poder a finales de 2006, el presidente Felipe Calderón lanzó una lucha frontal contra el crimen organizado en este país, lo que se ha traducido en importantes incautaciones de armas, drogas y dinero.

Desde entonces y hasta el 15 de febrero pasado los organismos encargados de esta lucha, entre los que está el Ejército, han realizado 41.355 detenciones “relevantes” de los cuatro carteles que dominan el país: el de Sinaloa, del Golfo, de Tijuana y de Juárez.

En las últimas semanas EE.UU. y México han intensificado sus contactos para mejorar la coordinación y actuar de manera corresponsable ante lo que consideran un enemigo común y poderoso. Hasta el momento el Congreso estadounidense ha aprobado ya la mitad de los 1.400 millones que destinará a la Iniciativa Mérida, que dará a México ayuda en capacitación, material, armas y vehículos durante tres años para intentar quebrar las estructura del crimen organizado en el país.

Estas acciones se producen en medio de una serie de visitas de autoridades estadounidenses a tierras mexicanas, entre ellas la de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, la semana pasada, y la que prevé realizar Obama los días 16 y 17 de abril próximos.

La ola de violencia desatada por las organizaciones criminales mexicanas se ha cobrado en lo que va del año la vida de 1.694 personas, según datos extraoficiales publicados hoy por el diario El Universal, una cifra que en todo el año pasado fue de 5.600.

Temas relacionados