"Ni con el precio del petróleo a cero, Venezuela se detiene"

Con esas palabras, el presidente del vecino país, Hugo Chávez, dio un parte de confianza en Japón. <p>&nbsp;</p>

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo en Tokio, tras reunirse con la mayor asociación empresarial de Japón, que "si me pones el precio del petróleo a cero, Venezuela no se detiene".

Chávez dijo a Efe que en Venezuela "tenemos reservas suficientes, hemos venido ahorrando, tenemos recursos suficientes", por lo que su país no va a entrar "en ningún desespero" pese a la crisis ni ha notado excesivamente la caída del precio del crudo.

"Me dijeron: Venezuela se acababa cuando bajaba el precio del petróleo. Yo les dije a éstos que anunciaban mi caída y la caída de la revolución venezolana, sin prepotencia, me visto de humildad y te lo digo: si tú me pones el precio del petróleo a cero, Venezuela no se detiene", afirmó.

Hugo Chávez se reunió hoy con empresarios nipones en la sede de Keidanren, principal patronal nipona, dentro de la visita que realiza a Japón para promover la cooperación energética.

El precio de venta del barril de petróleo venezolano cerró la pasada semana con una media de 44,91 dólares.

Chávez indicó que "habíamos calculado el presupuesto para este año en septiembre en base a 60 dólares el barril, y lo hicimos cuando el precio del petróleo estaba a más de cien".

Aunque el cálculo se realizó "previendo que podía bajar, nunca pensamos que fuera a desplomarse como se desplomó, como una piedra", admitió, aunque dijo que ahora su intención es "esperar al primer trimestre a ver cómo se comporta".

En todo caso, Chávez recordó que "tenemos un mecanismo de la OPEP de maravilla", capaz "de limitar la producción para salvaguardar los precios del petróleo".

Venezuela prevé que una certificación internacional sobre sus yacimientos, que se encuentra en estos momentos en proceso, la revalidará como la nación con más reservas de petróleo del mundo, con un total de 314.000 millones de barriles.

Preguntado por los efectos de la recesión global en su país, Chávez aseguró que "no nos ha afectado para nada", pues "nadie ha perdido un puesto de trabajo a causa de la crisis, todo lo contrario".