Nave de guerra zarpa hacia zona donde piratas capturaron buque de EE.UU.

Los piratas somalíes secuestraron a cinco soldados estadounidenses.

Añadieron que otros seis o siete barcos también navegan hacia el lugar pero no aclararon su envergadura o el punto desde el cual zarparon.

La partida de las naves se dio a conocer después de que el Pentágono informara que los tripulantes del “Maersk Alabama” habían recuperado el control de la embarcación.

Sin embargo, los piratas todavía mantienen retenido al capitán de la nave, Richard Phillips, según informó CNN.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, señaló que el Gobierno de Estados Unidos observa atentamente el desarrollo de “este acto de piratería y la captura de un barco que lleva a 21 ciudadanos estadounidenses”.
 
En una breve conversación con periodistas luego de reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Taieb Fassi Fihri, Clinton manifestó que “el mundo debe unirse para poner fin al flagelo de la piratería”.
 
Ken Quinn, segundo oficial del “Maersk Alabama”, señaló en conversación telefónica con CNN que los 20 miembros de la tripulación están intentando lograr la liberación del capitán al ofrecer alimentos a los secuestradores en señal de rescate.

Quinn agregó que los cuatro piratas y el capitán están en el bote salvavidas tras haber hundido su propia embarcación cuando asaltaron el buque carguero con bandera estadounidense.

El segundo oficial dijo que la tripulación logró arrestar a un pirata y mantenerlo detenido durante 12 horas y que lo liberó posteriormente a cambio de la entrega del capitán, pero el acuerdo no funcionó.

La nave de 17.000 toneladas fue capturada hoy cuando navegaba cerca de las costas de Somalia.

El carguero se dirigía a Mombasa cuando fue atacado a unos 500 kilómetros de las costas de Somalia, informó la naviera Møller-Mærsk, en Copenhague.

El acto de piratería ocurrió a cientos de kilómetros del buque de guerra estadounidense más próximo en una de las vías de navegación más peligrosas del mundo.

En el último año buques de guerra de Estados Unidos, Alemania, España, China y otros países han estado patrullando las aguas del océano Índico y del Golfo de Adén en torno a las costas de Somalia, desde donde operan los piratas.

La Marina de guerra de Estados Unidos indicó que el asalto ocurrió al nordeste de Eyl, una localidad en la región norteña somalí de Puntland.

Los piratas somalíes cambian constantemente las áreas de sus operaciones para evitar a unas dos decenas de buques de guerra despachados por más de una docena de países, entre ellos Estados Unidos, Alemania, Rusia, España, Francia y China, que patrullan el área por donde cada año transitan unos 16.000 barcos.

En la última semana los piratas capturaron por lo menos tres barcos, incluido el “Malaspina Castle” , un buque de carga de 32.000 toneladas de propiedad británica y que operaba con bandera italiana.

El año pasado los piratas atacaron a más de 130 buques mercantes en el golfo de Adén, el doble de asaltos que en 2007.

Habitualmente los piratas liberan al barco y la tripulación capturada tras el pago de rescates.

 

 

últimas noticias