Piratas somalíes liberan a capitán estadounidense

Richard Phillips, el capitán de la marina mercante estadounidense, fue liberado, según CNN.

Phillips fue secuestrado el miércoles después de que cuatro piratas asaltaran el carguero “Maersk Alabama” en el que viajaban 20 marineros rumbo al puerto de Mombasa (Kenia).

En la liberación del Capitán tres piratas murieron y otro fue capturado, informó un funcionario de inteligencia de Estados Unidos.

Horas antes, naves y helicópteros estadounidenses habían merodeado en torno a un bote salvavidas donde estaba cautivo Richard Phillips. Cuatro piratas somalíes lo vigilaban.

Un portavoz del Pentágono dijo el sábado por la noche que se realizaban negociaciones para liberar a Phillips. Pero las negociaciones se estancaron el sábado, según dijo el diario The New York Times, reportando versiones de funcionarios somalíes que culparon a la insistencia estadounidense de que los piratas debían ser arrestados.

Los piratas retuvieron a Phillips como rehén a bordo del bote salvavidas desde que su tripulación neutralizó el ataque al Maersk Alabama, de 17.000 toneladas y bandera estadounidense. Mohamed Samaw, un somalí que reside en el poblado de Eyl, un bastión pirata, y que dice tener una “participación” en un navío británico secuestrado el lunes, dijo que cuatro barcos extranjeros capturados anteriormente por piratas avanzan rumbo al bote salvavidas a la deriva. En dos de los buques se encuentran retenidos 54 rehenes en total, ciudadanos de China, Alemania, Rusia, Ucrania, las Filipinas, las islas Tuvalu, Indonesia y Taiwán.

“Los piratas han pedido ayuda; esquifes y barcos nodriza se dirigen hacia el área desde la costa”, dijo un diplomático que vive en Nairobi, el cual habló a condición de guardar el anonimato porque no tiene autorización para hablar con los medios de comunicación. “Sabíamos que estaban reuniéndose ayer”.

Otro hombre identificado como un pirata por tres habitantes de Haradhere —otra base pirata en el centro de Somalia— también dijo que el buque alemán capturado había sido enviado al rescate. “Nos habían pedido refuerzos y ya hemos enviado un buen número de colegas bien equipados, que tenían en su poder un carguero alemán”, dijo el pirata, el cual pidió que sólo se usara su primer nombre, Badow, para protegerse de posibles represalias.

“No tenemos intención de lastimar al capitán, así que esperamos que no le hagan daño a nuestros colegas mientras lo tienen como rehén”, dijo Badow. “En primer lugar, todo lo que necesitamos es una ruta segura para escapar con el capitán, y luego (negociar) el rescate posteriormente”.

Temas relacionados
últimas noticias

¿Qué esperar del diálogo en Nicaragua?

Asseel Al-Hamad, primera mujer saudita en la F1