Presidente de Paraguay reconoce que, siendo obispo, tuvo un hijo

El ex obispo Fernando Lugo sostuvo una relación con una joven que lo demandó por paternidad.

El presidente de Paraguay, el ex obispo Fernando Lugo, sumió públicamente la paternidad de un niño de dos años de edad, después de que el miércoles pasado se presentara en su contra una demanda judicial de filiación.

"Aquí y ahora, ante mi pueblo y mi conciencia, manifiesto con la más absoluta honestidad y sentido del deber, transparencia, con relación a la polémica suscitada por una demanda de filiación, que hubo una relación con Viviana Carrillo", dijo sorpresivamente el mandatario ante los periodistas en el palacio de Gobierno.

"Asumo todas las responsabilidades derivadas del hecho, reconozco la paternidad del niño. A partir de este momento, atendiendo el interés superior, la privacidad del niño, y por las altas responsabilidades que me impone la presidencia de la república, no formularé más declaraciones" , agregó.

"Que la Pascua de Resurrección nos anime a seguir adelante" , concluyó el mandatario, de 57 años de edad.

El infante nació el 4 de mayo de 2007 y el ex prelado católico renunció al sacerdocio en diciembre de 2006 para postularse a la presidencia pero el papa Benedicto XVI sólo el 31 de julio de 2008 lo relevó de sus compromisos de castidad, pobreza y obediencia.

La pareja del ex religioso, Viviana Rosalith Carrillo, actualmente con 26 años, es oriunda precisamente del departamento de San Pedro y la relación sentimental comenzó cuando ella tenía 16 años de edad, según se ha informado.

Claudio Kostinchok, uno de los abogados de la mujer, declaró el lunes: "me pone feliz la actitud del Presidente".

El abogado presentó la demanda por paternidad irresponsable el miércoles pasado ante un juzgado de la niñez y la adolescencia de ciudad Encarnación, 470 kilómetros al sur de Asunción.

"Al reconocer ser el papá del niño, nos da la razón: hicimos la demanda por mandato de nuestro cliente. No fue nada inventado. No sé qué pasará de ahora en más con el expediente porque Viviana anunció, horas después de haber hecho la denuncia, que la retiraría. Si fuese así, es su derecho", comentó.

En tanto, la ministra de la Mujer, Gloria Rubín, manifestó que Lugo "obró como hombre. Hizo lo correcto. El niño tiene derecho a un padre".

El politólogo Carlos Martino opinó que el jefe de Estado "dio un corte inteligente a una innecesaria polémica: reconoció su paternidad. Y seguramente no será el primer obispo con hijo".

Más temprano, el secretario general del palacio de gobierno, Miguel López, anunció que el 20 de abril, en el primer aniversario de la victoria electoral de Lugo "se hará el relanzamiento de la gestión gubernamental con caras nuevas en el gabinete".

"El Presidente prometió hacer cambios, hacer lo que la ciudadanía quiere: combatir con fuerza a la corrupción", acotó sin dar mayores detalles.

Temas relacionados

 

últimas noticias