Estadounidenses apoyan medidas de Obama hacia Cuba

Según la consulta realizada por internet, siete de cada diez personas creen que es hora del cambio.

La mayoría de los estadounidenses está de acuerdo en la adopción de una nueva estrategia para afrontar el problema de Cuba, según reveló este lunes una encuesta.

El sondeo indicó que un siete de cada diez consultados favorecen la derogación de la veda a los viajes de estadounidenses a la isla y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Además, un 59 por ciento respalda la idea de que “es el momento de ensayar un nuevo enfoque hacia Cuba, porque el país está listo para el cambio”.

Según la consulta, realizada por WorldPublicOpinión, un 39 por ciento de los estadounidenses es partidario de mantener la actual política de aislamiento debido a que el Partido Comunista se mantiene en el poder.

WorldPublicOpinion es un proyecto del Programa de Actitudes Internacionales de la Universidad de Maryland, que recibe recursos del Fondo de los Hermanos Rockefeller. Los resultados de la encuesta fueron dados a conocer un día después de que el presidente Barack Obama levantara las restricciones a los viajes de familiares y envíos de remesas a Cuba.

La orden fue emitida a los Departamentos de Estado, del Tesoro y del Comercio para que se ponga en marcha lo antes posible el levantamiento de estas restricciones y también medidas para facilitar las comunicaciones con la isla. Estas medidas van acompañadas de un llamamiento al Gobierno castrista para que no interfiera en los envíos. La idea de la iniciativa es “apoyar el deseo del pueblo cubano de determinar su propio destino”, señaló a Efe un portavoz de la Casa Blanca.

El cambio de política hacia Cuba ha sido criticado por sectores del Partido Republicano, entre ellos los senadores Robert Menéndez (demócrata) y el republicano Mel Martínez. Sin embargo, según Stephen Weber, de WorldPublicOpinion, la encuesta señala el convencimiento entre los estadounidenses de que “la política de EE.UU. hacia Cuba no ha dado resultados”.

Weber indicó que “el pueblo estadounidense cree que el contacto con EE.UU. a través de las relaciones normales, los viajes y el comercio producirá más cambios en Cuba que los intentos de aislamiento”. Pero, por otra parte, pese a que creen que el aumento de los viajes y el comercio propiciará una apertura en ese país, los estadounidenses tienen opiniones divididas respecto al fin del embargo impuesto hace casi medio siglo sobre la isla.

La encuesta indicó que un 49 por ciento está de acuerdo con el fin del bloqueo en tanto que un 48 por ciento señaló que es partidario de mantenerlo. El sondeo se realizó entre el 25 de marzo y el 6 de abril, incluyó a 765 estadounidenses adultos y tiene un margen de error de 3,7 puntos porcentuales.

En Cuba, muchos aplaudieron este lunes la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de eliminar las restricciones que tenían los cubanoamericanos para viajar a la isla a visitar a familiares.

Temas relacionados