Iglesia veta a Caroline Kennedy como embajadora de EE.UU. en el Vaticano

Muestra clara de la división que hay entre Benedicto XVI y Barack Obama por las células madre y el aborto.

El Vaticano ha vetado al menos a tres candidatos a embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede, entre ellos Caroline Kennedy, la hija del presidente John Fitzgerald Kennedy.

Ninguna de la tres candidaturas han sido presentada oficialmente y el Vaticano ha desestimado los nombres propuestos porque mantienen posturas favorables al aborto y al trabajo con células madre, al que se opone el Sumo Pontífice.

Además de Kennedy, el Vaticano ha rechazado a Douglas Kmiec, un demócrata católico que ha trabajado para el presidente de EE.UU., Barack Obama, y que ha publicado un libro en el que explica por qué los católicos pueden apoyarlo

La elección del próximo embajador estadounidense ante la Santa Sede está creando un problema de cara a la cumbre del G8 que se celebrará en julio en Cerdeña, en la que Obama podría reunirse con el Papa Benedicto XVI. Si para entonces no se nombra a nadie en el cargo el encuentro podría quedar cancelado.

Este asunto se suma a la invitación a Obama para que visite la Universidad Notre Dame, de inspiración católica, que ha provocado una reacción airada por parte de grupos antiabortistas. En líneas generales, al embajador de EE.UU. ante la Santa Sede se le suele exigir que sea católico y que no tenga “situaciones matrimoniales irregulares”.

Temas relacionados