Otro carguero estadounidense escapa de piratas somalíes

El buque estadounidense llevaba asistencia humanitaria a Kenia.

Piratas somalíes atacaron con granadas y armas automáticas un carguero estadounidense que llevaba asistencia humanitaria a Kenia, pero el buque logró escapar y se dirigía el miércoles a su destino escoltado por la armada estadounidense, dijeron las autoridades.

En un abierto desafío a la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de frenar la captura de embarcaciones, los piratas han tomado cuatro buques y capturado a más de 75 rehenes en las costas de la saliente del Africa desde que el capitán de un carguero estadounidense fue rescatado de un bote salvavidas a la deriva, en el que estaba en manos de delincuentes.

Un pirata declaró el miércoles que se están apoderando de más barcos y rehenes para demostrar que no les intimida la promesa de Obama.

"Nuestros nuevos secuestros se proponen demostrar que nadie puede impedirnos proteger nuestras aguas del enemigo porque creemos en morir por la patria" , dijo Omar Dahir Idle desde el puerto somalí de Harardhere.

La tripulación del Liberty Sun no resultó herida en el nuevo ataque, pero el buque recibió algunos daños, dijo el propietario, Liberty Maritime Corp.

El ataque frustró la reunión entre el capitán rescatado por los tiradores expertos de la armada y los 19 tripulantes a quienes salvó por su heroísmo, ya que accedió a entregarse como rehén para poner a salvo a los demás.

El capitán Richard Phillips planeaba reunirse con su tripulación en el puerto keniano de Mombasa y viajar por ellos por avión el miércoles a la Base Andrews de la Fuerza Aérea en Maryland. Sin embargo, Phillips estaba en el destructor Bainbridge, que se desvió para escoltar al Liberty Sun.

La tripulación del carguero estaba el miércoles en el aeropuerto de Mombasa para regresar a Estados Unidos.

"Estamos felices de regresar" , dijo el tripulante William Ríos de la ciudad de Nueva York. "Pero nos decepciona no reunirnos con el capitán en Mombasa. Es un hombre muy valiente" .

Los marinos del Liberty Sun usaron la misma táctica que Phillips empleó para burlar a los piratas: se encerraron en el cuarto de máquinas.

Además, el Liberty Sun efectuó "maniobras evasivas" para eludir a los delincuentes, dijo el teniente Nathan Christensen, vocero de la Quinta Flota estadounidense con base en Bahrein.

El Bainbridge respondió al pedido de ayuda, pero cuando llegó los piratas ya se habían ido cinco horas antes, dijo el capitán de la armada Jack Hanzlik.

En lo que va del año, los piratas somalíes han atacado 79 barcos y han capturado 19. Todavía mantienen en su poder 17 embarcaciones con más de 300 rehenes de varios países.

últimas noticias

¿Qué esperar del diálogo en Nicaragua?

Asseel Al-Hamad, primera mujer saudita en la F1