Cubanos, cautelosos ante posible acercamiento con EE.UU.

Obama afirmó el viernes en la cumbre americana que su país buscaba "un nuevo comienzo" con ese país. 

Los cubanos se mostraron cautelosos el domingo ante la posibilidad de un acercamiento con Estados Unidos tras casi 50 años sin relaciones, y muchos optaron por esperar si se concretan las recientes palabras y discursos oficiales.

El diario oficial Juventud Rebelde, el único nacional que circula el domingo, publicó en su página internacional una foto del presidente estadounidense Barack Obama con el mandatario venezolano Hugo Chávez, en la Cumbre de las Américas que finalizó el domingo en Puerto España, Trinidad y Tobago.

Y publica una información titulada "América Latina con las venas abiertas en Puerto España".

La televisión, de corte estatal, informó sobre la Cumbre en sus noticieros y de manera poco usual puso imágenes de Obama.

"Hoy tengo una esperanza real" , afirmó el oficinista Rogelio Cárdenas a la AP. Sin embargo advirtió: "no estoy demasiado optimista, hay que esperar a ver que pasa".

Cárdenas. de 50 años, manifestó además: "me pregunto si realmente aquí (en Cuba) estamos preparados para tener relaciones normales con Estados Unidos... creo que en mi país existe una capa de la población, y no estoy hablando de los altos dirigentes, de Fidel o de Raúl (Castro), hablo de algunos mediocres que tienen interés en que nada cambie para seguir viviendo del cuento".

Obama afirmó el viernes en la cumbre americana que su país buscaba "un nuevo comienzo" con Cuba e incluso estaba "dispuesto" a tener contacto con el gobierno de La Habana.

Por su parte, el presidente Raúl Castro aseguró que "le hemos mandado a decir al gobierno norteamericano en privado y en público que cuando ellos quieran discutir...los.. derechos humanos, libertad de prensa, presos políticos, todo, todo, todo lo que quieran discutir" , en una intervención el pasado jueves durante la cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) en Venezuela.

Las palabras de Castro transmitidas en varios espacios de la televisión cubana, impresionaron a Raúl Sarduy, un jubilado de 72 años, que exclamó: "vi a Raúl como en los primeros años de la Revolución, a la ofensiva, hablando claro".

"La situación se está poniendo muy interesante" , agregó Sarduy, quien sin embargo no espera algo "espectacular de inmediato. Obama dio un paso muy positivo con los viajes...ahora vamos a ver qué paso damos aquí en Cuba".

Obama acaba de flexibilizar las restricciones que pesaban sobre viajes y remesas de los estadounidenses con familiares en Cuba, pero ha desafiado a las autoridades cubanas a que permitan la libertad de viajes a los cubanos, que actualmente deben conseguir autorización del gobierno para salir del país.

En un parque de La Habana Vieja, Juan, un jubilado de 60 años que no quiso dar su apellido, señaló: "espero que Estados Unidos mejore las cosas con mi país...no veo cómo eso me va a ayudar en mi vida...aquí no hay dinero, no hay espacio para vivir bien. Obama no tiene la culpa de eso."

Estados Unidos rompió con Cuba en 1961 bajo la presidencia de Dwight Eisenhower. Con las administraciones de Jimmy Carter y de Bill Clinton hubo ciertos acercamientos, pero se endurecieron con George W. Bush.