"Soy un ser humano y por tanto nada humano me es ajeno"

Así respondió el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, a las tres denuncias por paternidad.

El presidente Fernando Lugo pidió perdón el viernes por el escándalo generado por denuncias de paternidad presentadas por tres mujeres, pero aclaró que seguirá en el cargo hasta cumplir su periodo.

En tanto, el fiscal general del estado informó de la designación de una fiscal para que investigue si ha habido “estupro” de Lugo en contra una menor. “El proceso que el pueblo eligió no sufrirá interrupción alguna hasta el 15 de agosto del 2013, cuando estaremos entregando a nuestro sucesor o sucesora de la banda presidencial”, dijo Lugo en clara respuesta a opositores que piden su renuncia.

“Con relación a los acontecimientos que son de público debate, que tienen que ver con informes de paternidad referidas a mi persona, quiero expresar cuanto sigue: soy un ser humano y por tanto nada humano me es ajeno. Al tiempo de pedir perdón por estas circunstancias quiero ratificar que mi versión será siempre la verdad”, dijo Lugo al leer una declaración en el Palacio de Gobierno a los periodistas.

Lugo indicó que no dejará al pueblo “sin la revelación de la verdad cuando ella sea esclarecida”, ni se escudará en la privacidad. Viviana Carrillo, de 26 años, denunció a Lugo el 8 de abril por la paternidad irresponsable del pequeño Guillermo Armindo, de 2 años. La relación comenzó cuando ella tenía 16 años y el actual mandatario era aún obispo en San Pedro, 340 kilómetros al norte. Lugo admitió públicamente la paternidad del infante y el jueves la justicia accedió a su pedido de adición del apellido Lugo a la filiación.

El 20 de abril, Benigna Leguizamón, de 25 años, reclamó desde Ciudad del Este, la paternidad del Presidente para su niño Lucas Fernando, de 6 años. La mujer solicitó el examen de ADN. El miércoles, Damiana Hortensia Morán, 39 años y divorciada, residente en la periferia de Asunción, informó que su niño Juan Pablo, de 16 meses, es hijo del mandatario. “En esta tormenta de alusiones hacia mi persona, he decidido responder con la prudencia y no ocultaré información. Responderé uno por uno cada caso que se me adjudica, como testimonio de la verdad”.

Añadió que actuará “metódicamente” basándose en la objetividad y “sosteniendo, sin modificar en absoluto mi posición inicial, estar siempre disponible a los requerimientos esclarecedores de la justicia”. Lugo añadió que debido a la cantidad de datos “sobre el origen de estos sucesivos hechos me interesa responder a las personas concretas que están individualizadas como parte de estas denuncias para que con serenidad salga a la luz la realidad”.

“Soy una persona humana imperfecta, fruto de procesos históricos y cultura, asumiré con todas las responsabilidades presentes y futuras aquellas situaciones que me conciernen no sólo por la actitud de respeto a la justicia y la verdad sino por la multiplicación de afectos y atención”, admitió. “Este ser humano, presidente del Paraguay, actuará como tal. Al reconocimiento de mis errores personales, cuando la verdad nos acompañe plenamente, verán a este presidente como un padre dispuesto a multiplicar afectos y cuidados”.

La alusión de Lugo de que seguirá en el cargo hasta cumplir su periodo en 2013 fue una referencia al senador oficialista Alfredo Jaeggli, del oficialista Partido Liberal Radical Auténtico, quien temprano en la Cámara de Diputados solicitó la dimisión del mandatario.

Lugo no respondió preguntas y recomendó buscar a su abogado Marcos Fariña. El fiscal general del estado Rubén Candia informó que por sorteo la fiscal Nancy Salomón fue designada para recibir el pedido de investigación de posible “estupro” de Lugo contra una menor de 16 años, en alusión a Carrillo. La agente Salomón deberá analizar si existe o no méritos para iniciar la investigación.

El código penal establece que el estupro es una relación extramatrimonial de un adulto con un menor, que se castiga con una multa establecida por un juez.

Temas relacionados
últimas noticias