Rafael Correa, listo para ser reelegido

Si nada extraordinario ocurre, el mandatario ecuatoriano ganará en primera vuelta.

De cumplirse las predicciones, las elecciones del domingo en Ecuador marcarían hitos en la historia política ecuatoriana con la reelección del presidente Rafael Correa, la primera en 30 años igual que la primer victoria en primera vuelta.

A dos años del comienzo de su mandato, Correa busca un periodo de cuatro años con la posibilidad de postularse nuevamente en el 2013, como lo faculta la Constitución cuya aprobación impulsó en el 2008, que además dispuso la convocatoria anticipada a elecciones generales.

Al menos 10,5 millones de ecuatorianos fueron convocados a las urnas para elegir presidente y vicepresidente, asambleístas, alcaldes, prefectos y concejales municipales. Un total de 26.529 candidatos se disputan 1.974 puestos.

La votación en las 44.826 juntas receptoras iniciará a las 07.00 horas (1200 GMT) y concluirá a las 17.00 (2200 GMT), luego de que lo que se podrán difundir los resultados extraoficiales recabados a boca de urna.

Los resultados oficiales estarían listos a partir de la media noche (0500 GMT del lunes). Según los últimos sondeos, Correa superaría ampliamente a sus siete rivales, siendo los más próximos el ex presidente defenestrado Lucio Gutiérrez y el magnate bananero Alvaro Noboa. Sus otros rivales no alcanzarían un porcentaje representativo, según las encuestas.

Las posibilidades de que el mandatario obtenga un “triunfo holgado” que le permitiría “evitar la segunda vuelta electoral” son amplias, dijo el catedrático de la Universidad San Francisco, Carlos Espinosa. La norma constitucional señala que si un candidato tiene una votación de 40% con una ventaja de 10% sobre el segundo, es declarado ganador.

Las “debilidades” de los candidatos de oposición, estigmatizados por pertenecer a la “desprestigiada partidocracia” y las fortalezas del gobernante que marginó a las agrupaciones políticas tradicionales, sustentan su proyección. También el movimiento oficialista Alianza País conseguiría una “cómoda” mayoría en la Asamblea Nacional, opinó Espinosa.

Para Teodoro Bustamante, catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, “no es extraño” dicho escenario, pues los vicios de los grupos partidistas fueron capitalizados por el gobierno para generar una gran hegemonía respecto del aparato político.

A ello se suma una campaña electoral plagada de denuncias sobre un supuesto abuso de recursos públicos que favorecería a los postulantes gobiernistas. El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), Enrique Correa, dijo que “la publicidad oficial tiene que ser regulada” en futuros eventos electorales, ante numerosas denuncias de abusos cometidas por candidatos oficialistas.

El jefe de la misión electoral de la OEA, quien no está emparentado con el presidente ecuatoriano, ofreció una rueda de prensa junto al delegado de la Unión Europea, Luis Ribeiro, quienes se reunieron con el vicepresidente y candidato Lenin Moreno.

El candidato a la reelección argumentó que “un gobierno debe seguir informando” sobre su gestión aunque esté en medio de un proceso electoral, lo cual no debe considerarse propaganda. De cumplirse las previsiones, el proceso electoral ecuatoriano habrá marcado sus hitos, sin dejar de lado que en la víspera más de 2.000 presos sin sentencia ejercieron su derecho al voto en un hecho inédito en América Latina. El domingo, también se permitirá, por primera vez, el sufragio optativo de militares y jóvenes desde los 16 años.

Temas relacionados
últimas noticias