Destacan lo "sexy" de Obama tras sus 100 días de gobierno

La revista Washingtonian alaba el físico del presidente de EE.UU.

El presidente “está bueno”. El presidente luce pecho y abdominales. El presidente es portada del número de mayo de la revista Washingtonian. “26 razones por las que nos gusta vivir aquí” anuncia la publicación mensual. La razón número dos dice: “Nuestro nuevo vecino está bueno”.

Nada pasa desapercibido --y menos un presidente en traje de baño en todos los quioscos de venta de prensa--, sobre todo cuando el presidente además “está bueno”. Nada queda sin comentario en una ciudad que todo lo despieza y todo lo cuestiona. Así que la portada del Washingtonian no ha sido una más de las cientos de revistas que hay en la capital de la nación. “Me parece una falta de respeto hacia el presidente y hacia la institución”, opina Melissa, a la entrada del metro más cercano a la Casa Blanca.

“¡Venga ya!, es Obama…”, argumenta Lori, que continúa: “Nadie hubiera querido ver a Bush en traje de baño”. “La foto es fantástica y el presidente es sexy, ¿por qué no?”, se pregunta divertida ante el atrevimiento Yvonne. ¿Por qué no? Eso fue lo que se preguntaron los editores de la revista, que tras considerarlo creyeron que la idea era todo un cumplido hacia Barack Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos. Washington vive una época dorada desde la llegada de los Obama a la ciudad. Y los responsables de Washingtonian creyeron que esa portada capturaba “la energía que el presidente ha traído a la capital de la nación”.

Pero incluso más allá de si es una falta de respeto hacia la institución o si es una alegría para la vista de algunas y algunos ahora que la primavera en Washington es más bien un verano adelantado, la portada ha levantado dudas éticas. La fotografía, tomada las navidades pasadas por la agencia Bauer-Griffin, fue robada al hoy presidente cuando se encontraba descansando unos días con su familia en su natal Hawai. En su momento, la publicó la revista en Internet,  The Huffington Post bajo un sólo y explícito título: “O!”. Pero si se mira la foto de entonces… el bañador del presidente es… ¡negro!

¿La razón del cambio y el retoque? Asegura la revista que es puramente estética. Un bañador rojo resaltaba mejor sobre el fondo negro de la portada. “Y además, el rojo se refiere al amor”, declararon desde la revista. “¡Y es sexy!”. No se diga más. ¿No?

Temas relacionados