En India ya no es delito ser gay

El Tribunal Superior de Delhi dijo que la penalización de esta condición viola los derechos fundamentales de la Constitución.

La discriminada comunidad gay de la India celebró este jueves el fallo del Tribunal Superior de Delhi, que dictaminó que los actos homosexuales no son un delito y que su penalización viola los derechos fundamentales de la Constitución.

En una sentencia de más de 100 páginas, los magistrados apelaron al espíritu de igualdad que "tan apasionadamente" defendió el primer jefe de Gobierno de la India independiente, Jawaharlal Nehru, para echar por tierra las provisiones legales contra la homosexualidad.

"Declaramos que el artículo 377 del Código Penal, al penalizar actos sexuales consentidos entre adultos, viola los artículos 14, 15 y 21 de la Constitución", reza el fallo, recogido por las agencias indias.

El artículo 377 del Código Penal criminaliza los actos sexuales "contra natura", una ambigüedad que ha afectado a los homosexuales e incluso ha llevado a los tribunales indios a castigar casos de sexo oral heterosexual en público.

La sentencia no significa que el artículo quede derogado -algo que corresponde al Parlamento-, pero sienta jurisprudencia sobre la penalización de la homosexualidad.

El tribunal de Delhi aclaró que su veredicto tendrá validez legal hasta que el Gobierno se decida a aprobar una enmienda.

"No debe olvidarse que la discriminación es la antítesis de la igualdad y que es el reconocimiento de la igualdad lo que promueve la dignidad de cada individuo", aseguraron los magistrados.

Sin embargo, dejaron claro que el polémico artículo 377 continuará vigente para las prácticas sexuales no consentidas o con menores.

"En nuestra opinión, la ley constitucional india no permite que lo establecido legalmente sea prisionero de una mala percepción popular de lo que son los gays, las lesbianas y los transexuales", dijeron los jueces en el fallo.

La abogada del Colectivo de Abogados contra el Sida, Tripti Tandon, dijo que el fallo del tribunal implica "que la homosexualidad no será nunca más considerada un delito".

La letrada explicó que la sentencia es vinculante y no requiere la ratificación posterior de ningún órgano del Gobierno para su entrada en vigor, aunque no es definitiva y "es posible que otra corte dictamine algo distinto".

Las organizaciones de defensa de los derechos de los homosexuales de la India se felicitaron por el fallo, que llega tras un largo proceso judicial iniciado en 2001, año en el que varios colectivos recurrieron a la justicia para forzar la enmienda de esa provisión legal, heredada del Imperio británico.

Muchos activistas que asistieron a la lectura del fallo acogieron con vítores y lágrimas de alegría la sentencia, según la agencia IANS.

"Es tiempo de celebración para nosotros. Hemos esperado durante años la llegada de este día", dijo Anjali Gopalan, miembro de la ONG Naz Foundation, una de las organizaciones demandantes.

Mientras, la secretaria adjunta del Ministerio de Sanidad, K. Sujatha Rao, calificó la sentencia de "positiva" y aseguró que contribuirá a la prevención de enfermedades venéreas como el sida.

"Despenalizar a este grupo de alto riesgo hace nuestro trabajo más sencillo, ya que estaremos en condiciones de llegar a ellos. Esto ayudará al sistema de salud público", dijo Rao.

Sin embargo, la decisión ha levantado ampollas en los sectores más religiosos del país, para los cuales contraviene las normas de la sociedad india.

"Esto no puede ser aplicado a la sociedad hindú o a nuestras creencias", dijo el clérigo hindú Ganesh Tripathi.

Una opinión a la que se sumó Khalid Rashid Firangi, miembro de un consejo de leyes islámicas de la India.

"Va en contra de todas las religiones. Va en contra de la cultura y la sociedad india. Sentimos que no hay necesidad de legalizar la homosexualidad. Esta práctica es antinatural. Debería continuar siendo un delito", dijo.

A pesar de que los travestidos ('hijra') son una imagen habitual en el paisaje indio, incluso en las zonas rurales, los homosexuales han estado tradicionalmente discriminados en una sociedad conservadora que rechaza la discusión pública sobre la sexualidad.

El año pasado se celebró en varias urbes indias el primer desfile del orgullo gay en el gigante asiático, que se repitió el pasado fin de semana.

Temas relacionados