Manifestantes protestan contra una base de EE.UU. en Italia en vísperas del G8

El Gobierno italiano le ha manifestado a Obama la posibilidad de ampliar la base militar de Vicenza al antiguo aeropuerto "Dal Molin".

Un grupo de manifestantes se congregaron en la ciudad italiana de Vicenza para protestar contra la ampliación de una base militar estadounidense, a sólo cuatro días del comienzo de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G8 en L'Aquila.

Esta manifestación, convocada por el movimiento alternativo "No Dal Molin" y a la que se espera que acudan 10.000 personas, supone una prueba general de las protestas que se pueden producir en Italia ante la presencia de los líderes mundiales en el G8, que se celebrará del miércoles al viernes próximo en L'Aquila.

En esta ocasión, los manifestantes alzan la voz para evitar la ampliación de la base militar de Vicenza al antiguo aeropuerto "Dal Molin", una petición que los organizadores han hecho llegar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mediante una carta enviada a través de la diplomacia estadounidense en Italia.

"No hemos escondido nuestras intenciones. Hoy atravesaremos la línea roja y entraremos en la base, para nosotros no es una ocupación", aseguró instantes antes de comenzar la marcha Cinzia Bottene, líder de "No Dal Molin", en declaraciones que recoge en su edición digital el "Corriere della Sera".

"Lo haremos para solicitar a (el presidente de EE.UU., Barack) Obama que venga a Vicenza y se dé cuenta así de la elección perversa que han hecho", añadió, en referencia la que se puede convertir en una de las mayores bases militares estadounidenses en Europa.

En los próximos días, las calles de Roma acogerán varias concentraciones callejeras de movimientos antiglobalización para ofrecer información alternativa a la que los líderes mundiales debatan en la cumbre de L'Aquila.

Una de ellas tendrá lugar en la víspera de la cumbre, el día 7 de julio, en la céntrica plaza Barberini, a pocos metros de la embajada estadounidense en la Via Veneto de Roma.

"Si Obama no renuncia a la base de Vicenza quiere decir que no renuncia a la política imperial y neocolonial de dominio de los Estados Unidos", dijo, por su parte, Vittorio Agnoletto, líder del movimiento alternativo "Socialforum".

"Se puede ganar el partido sólo con la capacidad del movimiento de estar dentro de las protestas que nacen de la gente, ya sea en Vicenza, en L'Aquila o en otros lugares", añadió.

El grupo "No Dal Molin" ha convocado la marcha para hoy por coincidir con la festividad del 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos.

Temas relacionados