Zelaya asegura que mantiene sus planes de regresar a Tegucigalpa

se declaró "muy optimista" de cara al futuro, porque "todo el mundo está repudiando" el golpe de Estado.

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró a su llegada a la OEA que mantiene sus planes de regresar este domingo a Tegucigalpa, a la vez que se declaró "muy optimista" de cara al futuro, porque "todo el mundo está repudiando" el golpe de Estado.

"Sí claro", dijo Zelaya cuando fue preguntado si mantiene sus planes de volver el domingo a Honduras, tal y como lo había previsto, a pesar de los llamamientos procedentes de su país para que no lo haga y a pesar de la orden de detención que pesa sobre él.

Por otro lado, se mostró "muy optimista" de cara al futuro, puesto que "todo el mundo está repudiando y rechazando los actos" del golpe de Estado del pasado domingo y del nuevo Gobierno de Roberto Micheletti.

Zelaya se desplazó a Washington para participar en la Asamblea General Extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), que hoy reanudó sus sesiones para estudiar si suspende de participación a Honduras.

A esta reunión de la Asamblea General -que el pasado miércoles dio un ultimátum de 72 horas al nuevo Gobierno de Honduras para restituir a Zelaya en el cargo- ha acudido también la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y se espera que llegue más tarde el presidente de Paraguay, Fernando Lugo.

Igualmente, participa en la reunión el secretario general de la OEA, Jose Miguel Insulza, quien ayer visitó Honduras para tratar de gestionar la reposición del Gobierno depuesto, aunque encontró poca receptividad.

Insulza ha indicado en las últimas horas que en el nuevo Ejecutivo hondureño hay una "actitud sumamente rígida", lo que podría "dar lugar a la aplicación del articulo 21 de la carta democrática" de la OEA, que conlleva la expulsión de ese país como miembro asociado.

Precisamente, este punto será estudiado hoy en la reunión de Washington.

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump