Comienzan los Sanfermines, la fiesta española más internacional

La fiesta española comenzó con el tradicional lanzamiento de un cohete conocido como el "chupinazo".

Universalizada por Ernest Hemingway en su novela "The sun also rises" (1932) , traducida como "Fiesta", a esta cita en Pamplona acuden cada año miles de visitantes de todos los rincones del mundo.

En el 50 aniversario de la última visita del escritor estadounidense, miles de personas se concentraron este mediodía en la plaza del ayuntamiento de esta ciudad del norte de España para asistir al "chupinazo", retransmitido por televisión a todo el país.

El lanzamiento del cohete corrió este año a cargo de la concejala socialista Maite Esporrín, la décima mujer que tiene el honor de prender la mecha.

Al grito de "pamplonesas, pamploneses. Viva San Fermín. Gora San Fermín. Felices fiestas", coreado por las miles de personas que abarrotaban la plaza consistorial y sus aledaños, las fiestas comenzaron su andadura un año más.

Las doce campanadas sirvieron para que pamploneses y visitantes dieran rienda suelta a una alegría que ya se dejó ver en Pamplona durante el fin de semana y desde primeras horas de hoy.

Y es que, un año más, desde primera hora de la mañana el casco antiguo y las calles céntricas de la ciudad se encontraban ya llenas de cuadrillas (de personas) dispuestas a compartir un almuerzo que para los pamploneses se convierte en una cita obligada de las fiestas.

Conforme se acercaba el momento del "chupinazo" , una marea de gente con el atuendo blanco y rojo que exige la tradición, se dirigía hacia la plaza, en la que la música y las canciones se acompañan de cava y vino.

Serán nueve días y nueve noches de diversión en una ciudad en la que la fiesta nocturna dará paso a sus famosos encierros taurinos, celebrados a primera hora de la mañana.

Tras el lanzamiento del "chupinazo", el primer acto programado para unas fiestas que cuentan con un presupuesto de 5,5 millones de dólares, se abre un programa que incluye un total de 592 actividades, de las que 348 son musicales, 200 infantiles o de carácter familiar, 30 taurinas y 8 institucionales.

La jornada de hoy mezclará la música con una corrida de rejones y la inauguración del Concurso Internacional de Fuegos Artificiales, con la participación de la Pirotecnia Caballer, una de las más famosas de España, además de la ceremonia religiosa de las Vísperas.

Solemnes de San Fermín -patrón de Navarra en cuyo honor se celebra la fiesta- y la salida de Gigantes y Cabezudos.

Mañana a las 08.00 horas local (06.00 GMT) se celebrará el primer encierro taurino, la actividad que más atrae a los visitantes y también la más peligrosa.

Los más atrevidos y valientes, ataviados completamente de blanco, con un fajín rojo en la cintura y un pañuelo del mismo color al cuello, se enfrentarán al peligro que supone correr delante de las reses bravas que horas después serán lidiadas en la plaza de toros.

En las estrechas calles del casco histórico, cientos de "mozos" correrán delante de seis astados en un tramo de unos 800 metros, los que separan los corrales de Santo Domingo del coso taurino.

Los estadounidenses figuran entre los extranjeros más asiduos a estas fiestas, junto a los franceses, por su proximidad geográfica, aunque también acuden un gran número de británicos, italianos, alemanes o neozelandeses.

Durante estos nueve días, serán 2.930 los policías que velarán por la seguridad de las fiestas, para las que se han dado más de 600 acreditaciones a periodistas de todo el mundo.

Temas relacionados
últimas noticias

El caos migratorio se extiende