Comisión de diálogo del nuevo Gobierno de Honduras viaja a Washington

No se ha precisado quiénes la integran, ni detallaron sus actividades en la capital estadounidense.

Representantes del nuevo Gobierno de Honduras viajaron hoy a Washington para iniciar un diálogo con los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis política que vive el país centroamericano por el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

Fuentes oficiales confirmaron el viaje de la comisión, pero no precisaron quiénes la integran, ni detallaron sus actividades en la capital estadounidense.

Según medios locales, entre los miembros de la comisión figuran los ex cancilleres hondureños Guillermo Pérez-Cadalso y Leónidas Rosa Bautista, y el candidato presidencial de la Democracia Cristiana para las elecciones de noviembre próximo, Felícito Ávila.

La comisión viajó en un avión privado desde el aeropuerto de Tegucigalpa, en una excepción del cierre del aeródromo por 48 horas tras los incidentes del domingo entre las fuerzas de seguridad y simpatizantes de Zelaya, que esperaban que llegara desde Washington, y que causaron al menos dos muertos y una decena de heridos.

El embajador de Honduras en Estados Unidos, Roberto Flores Bermúdez, confirmó hoy desde Washington a la radio HRN de Tegucigalpa que la OEA dio "una respuesta positiva" a la propuesta de diálogo hecha el domingo por el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras, Jorge Rivera.

Flores Bermúdez indicó que él se sumará a la comisión, pero no precisó quiénes son los demás integrantes, y subrayó que las vías del diálogo "están abiertas".

El diálogo sería entre representantes de "los poderes del Estado de Honduras y una delegación de representantes de Estados miembros de la OEA junto con funcionarios de menor rango de la Secretaría General" de ese organismo, según la propuesta enviada el domingo por el presidente de la CSJ al representante de la OEA en Tegucigalpa, Jorge Miranda.

La carta indicó que "una vez que las conversaciones alcancen el nivel apropiado, la Secretaría General elevaría el rango de su representación".

Además, "mientras el diálogo de buena fe esté en curso no han de producirse actos o situaciones que puedan poner en peligro la paz social de la República y comprometer el esfuerzo en las conversaciones", puntualizó la nota.

El Gobierno del presidente Roberto Micheletti, quien sustituyó a Zelaya, tras su derrocamiento el 28 de junio pasado, propuso el diálogo horas después de que la OEA suspendiera a Honduras por negarse a reinstalar al depuesto mandatario.

Micheletti no es reconocido por la comunidad internacional, mientras que la OEA, según la resolución del domingo, continuará las gestiones diplomáticas para resolver la crisis en Honduras.