Micheletti dice que en reunión con Zelaya no va "a negociar nada"

El presidente de Honduras viajará a Costa Rica el próximo jueves para buscar una solución a la crisis política que vive su país.

El presidente de Honduras, Roberto Micheletti, dijo que en su viaje a Costa Rica, el próximo jueves para buscar una solución a la crisis política que vive su país, no va a "negociar nada" , sino a "dialogar".

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y el nuevo gobernante, Micheletti, aceptaron la mediación del mandatario de Costa Rica, Óscar Arias, en la crisis política causada por el derrocamiento del primero, pero ambos siguen sin ceder en sus posturas.

Zelaya exige "la restitución" de su Gobierno, del que fue despojado por los militares el 28 de junio pasado, pero Micheletti sostiene que su elección por el Parlamento fue constitucional e insiste en el "no retorno" del jefe de Estado depuesto.

Arias anunció hoy, horas después de su designación como mediador, que las conversaciones comenzarán el jueves en San José, con la presencia de Micheletti y Zelaya.

Micheletti dijo a la prensa que confía en que con la mediación de Arias se pueda "resolver de una vez por todas este problema".

La mediación de Arias, premio Nobel de la Paz 1987, fue anunciada hoy en Washington por la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Por su parte, Arias indicó en San José que su objetivo es sentar a ambas partes a la mesa "para normalizar la situación", aunque sin atreverse a "especular" sobre los detalles del proceso.

El nuevo gobernante hondureño indicó que en el proceso habrá "un diálogo permanente sobre todos los temas" relacionados con la crisis política.

Sin embargo, insistió en que mantiene su posición en relación a que su designación por el Parlamento fue constitucional, y también respecto al "no retorno del presidente Zelaya".

Micheletti sostiene que no hubo un golpe de Estado contra Zelaya, sino una "sucesión constitucional", y hoy enfatizó que "esto ya se hizo" , al reiterar que el depuesto mandatario cometió violaciones de la Constitución y las leyes.

Zelaya declaró desde Washington, donde se reunió con Clinton, que el proceso de intermediación que encabezará Arias "es una decisión acertada".

"Creo que de esta forma en las próximas horas se va a encontrar ya la forma de restitución de mi Gobierno, de mi Presidencia, que es lo que han pedido las naciones del mundo" , agregó Zelaya en declaraciones a radio Globo de Tegucigalpa.

Subrayó que su vuelta al poder "no es negociable" , como tampoco que el Gobierno de Micheletti se vaya a quedar, y afirmó que en la mesa de diálogo se buscarán "salidas honrosas" para todos.

"No voy a estar un solo día, un solo minuto, un solo segundo más del tiempo que me mandó el pueblo, pero tampoco ni un solo día, ni un solo minuto, ni un solo segundo menos" , dijo Zelaya, que fue elegido en 2005 y cuyo mandato concluye el 27 de enero de 2010.

Los militares derrocaron a Zelaya poco antes de que comenzara una consulta popular -que había sido declarada ilegal- sobre la celebración de un referendo en las elecciones de noviembre que permitiera convocar a una Asamblea Constituyente, con la intención, según sus opositores, de quedarse en el poder.

El Parlamento designó ese mismo día a Micheletti, hasta entonces jefe del Legislativo, para terminar el mandato de Zelaya, pero su Gobierno no es reconocido por la comunidad internacional y el país fue suspendido el domingo por la Organización de Estados Americanos (OEA) por no reinstalar al depuesto presidente.

Zelaya hizo el domingo un intento por aterrizar en el aeropuerto de Tegucigalpa, pero los militares se lo impidieron al colocar obstáculos en la pista, mientras miles de sus seguidores se reunían alrededor del aeródromo para darle la bienvenida.

Al menos dos personas murieron y una decena resultaron heridas cuando los militares repelieron con gases lacrimógenos y disparos el intento de seguidores de Zelaya de entrar a la pista.

Mientras se perfila el diálogo, está tomando fuerza el posible adelanto de las elecciones del 29 de noviembre próximo, decisión que Micheletti reafirmó este martes que está dispuesto a aceptar, aunque todavía no hay consenso entre los partidos políticos.

El derrocado mandatario también admitió hoy en Washington como una posible solución al conflicto la celebración anticipada de los comicios, siempre y cuando las convoque el Gobierno que él representa.

 

últimas noticias