Hacen encuesta sobre controvertidos asientos verticales en aerolínea irlandesa

Ryanair insiste en la idea de llevar pasajeros de pie en vuelos cortos.

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair lanzó el jueves una encuesta online en la que pregunta a sus clientes si, para obtener un billete gratis o un importante descuento, estarían dispuestos a viajar de pie en trayectos cortos.

Según la compañía, el sondeo trata de someter a examen su última y controvertida iniciativa, un proyecto que modificaría la parte trasera de los aviones para instalar una serie de "asientos verticales", similares a las sillas de una barra de bar.

Su director de comunicaciones, Stephen McNamara, recordó hoy que los usuarios de "trenes, autobuses y metros permanecen de pie durante horas todos los días y pagan las misma tarifa que aquellos que van sentados".

"Los pasajeros de Ryanair que estén dispuestos a permanecer de pie en vuelos de una hora de duración deberían viajar gratis. Por eso les pedimos que participen en la encuesta, que medirá la demanda de vuelos gratis en nuestra cabina de 'asientos verticales'", explicó el directivo.

El sondeo, que permanecerá abierto en la página web de Ryanair hasta el próximo 13 de julio, también pregunta a los usuarios si aceptarían esas mismas condiciones de viaje incluso si la tarifa se redujese sólo un 50 por ciento.

La aerolínea irlandesa, líder en Europa del sector de vuelos económicos, anunció esta semana que estudia la posibilidad de vender billetes de avión para pasajeros que estén dispuestos a viajar de pie en rutas de corto recorrido.

Según McNamara, Ryanair ya ha abordado con la empresa Boeing la viabilidad del proyecto y buscará ahora la aprobación de la Autoridad Aérea Irlandesa antes de encargar al fabricante los nuevos aparato.

Así, agregó, el pasajero podrá sentarse y abrocharse el cinturón o bien permanecer de pie cuando las condiciones de vuelo lo permitan y éste no supere los 90 minutos de duración.

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, ya sorprendió al sector durante este año tras proponer cobrar por el uso de los retretes a bordo o sugerir la introducción de un "impuesto de obesidad" para los pasajeros con sobrepeso.

Temas relacionados