OEA ve amplio "margen para el compromiso" en Honduras

El organismo internacional insiste en el regreso de Manuel Zelaya a la presidencia.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró que "hay un amplio margen para el compromiso" que lleve a un acuerdo entre el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y el nuevo Gobierno de Roberto Micheletti.

"La piedra de tope es que el Gobierno de facto acepte el retorno del presidente constitucional. Fuera de eso, desde el punto de vista que yo represento, de los jefes de Estado y de Gobierno de las Américas, ninguna otra cosa va a encontrar obstáculo por nuestra parte", afirmó el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA) en un encuentro con agencias internacionales.

Insulza recalcó que, conforme a lo establecido en las resoluciones de la Asamblea General Extraordinaria del organismo regional, lo único que no es negociable es la restitución de Zelaya en las conversaciones que se inician hoy en San José, Costa Rica, bajo la mediación del presidente de ese país, Óscar Arias.

"No hay absolutamente nada que para nosotros esté fuera de la mesa, salvo que en un momento determinado, obteniendo todas las garantías, se permita el retorno del presidente constitucional. Que conversen todo, pero al final tenemos que llegar al retorno del presidente Zelaya", insistió.

"Todo lo demás es conversable, negociable", indicó.

"Si se adelantan o no las elecciones, si hay amnistía o no, si se forma un Gobierno o un gabinete de Unidad Nacional, si se juzga a determinadas personas (...) todo eso es conversable", explicó.

El secretario general de la OEA señaló que Arias dispone de "una hoja de ruta" para el diálogo entre Micheletti y Zelaya, aunque no quiso revelar los detalles del plan ideado por el presidente costarricense para forjar un acuerdo y una solución a la profunda crisis por la que atraviesa Honduras.

Insulza se mostró optimista acerca de la posibilidad de que al final de todo el proceso pueda haber una "reconciliación" nacional.

El máximo responsable del organismo interamericano auguró que en los próximos días habrá "noticias" desde Costa Rica, aunque no quiso adelantar acontecimientos y únicamente enumeró las tres posibilidades: o hay un acuerdo o no lo hay o que las partes acuerden volver a reunirse de nuevo.

En el diálogo que se lleva a cabo en Costa Rica, Insulza estará representado por el representante de la OEA en Uruguay, John Biehl del Río, que fue, antes de trasladarse a ese país, secretario de Asuntos Políticos del organismo y es "un antiguo asociado" del presidente Arias, indicó.

El diplomático chileno explicó que el hecho de que él no esté presente en las conversaciones en San José "es un procedimiento normal", dado que él siempre inicia las gestiones iniciales en las crisis y después otra persona se hace cargo del proceso posterior.

El papel de Insulza, al menos a corto plazo, es el de hacer que se implementen las sanciones que se derivan de la suspensión de Honduras de la OEA y enviar las cartas a los diferentes organismos del Sistema Interamericano para notificarles de esta medida.

En lo que se refiere a las sanciones económicas, lo que está ahora en estudio es la posibilidad de excluir de las mismas la ayuda humanitaria para no perjudicar a la población hondureña.

Temas relacionados

 

últimas noticias